Youtube Influencers Jpg750
Imagen: Tim Gouw El 73 % de los menores de entre 5 y 15 años son usuarios de esta plataforma de vídeos, y no solo como espectadores, también como presentadores

Niños, los grandes consumidores de YouTube


EE.UU.-En tan solo un minuto, en YouTube se reproducen 4,1 millones de horas de vídeo en todo el mundo. Esta cifra no hace más que poner de manifiesto el gran potencial de este híbrido entre plataforma de contenidos y red social. YouTube está presente en nuestro día a día y ha influido mucho en la evolución de los hábitos de consumo, y también de los más pequeños. Y es que los niños también forman parte de la comunidad de usuarios activos de esta plataforma.

A continuación analizamos qué ven los menores en YouTube y a través de qué dispositivos, además de los peligros que más inquietan a los padres en relación a esta plataforma. También abordamos uno de los fenómenos en auge: los niños youtubers.

¿Cómo y qué ven los niños en YouTube?

El público infantil ha sido tradicionalmente uno de los grandes filones de la televisión. Sin embargo, en la era digital, los niños están desmarcándose cada vez más de soportes clásicos como la televisión e interactuando con nuevos tipos de contenidos y formatos.

En este sentido, YouTube ha sabido adaptarse a las preferencias de los más pequeños, que se han alzado como grandes consumidores de vídeo online a través de esta plataforma. Y es que las nuevas generaciones están muy presentes en YouTube. Según un estudio de Ofcom, el regulador británico de la industria de telecomunicaciones en Reino Unido, el 73 % de los niños de entre 5 y 15 años son usuarios de YouTube. Pero… ¿a qué se debe el éxito de esta plataforma entre los menores?

  • La tecnología
Ver:  Próxima actualización de Windows 10 llegará en octubre

El continuo desarrollo de la tecnología y de nuevos dispositivos es una de las claves principales del auge de YouTube entre el público infantil. Y es que, en la actualidad, los niños tienen acceso a muchos aparatos electrónicos más allá del televisor, ya sea a tabletas o smartphones, dispositivos muy propicios para consumir contenido en plataformas digitales como YouTube.

Quizá hace años fuera impensable, pero hoy en día es muy común ver a menores con un teléfono móvil propio desde edades muy tempranas. Los nativos digitales disponen de grandes facilidades para acceder a estos dispositivos y tienen muy interiorizado el lenguaje digital y el manejo de estas herramientas. Por ello, en YouTube se mueven como peces en el agua.

  • Los contenidos

Conscientes de la creciente demanda infantil, YouTube lanzó en 2015 YouTube Kids, una aplicación para móviles y tabletas que recopila y organiza contenidos en vídeo para los más pequeños de la casa. Las series de dibujos animados y las películas cortas gozan de una gran aceptación entre esta audiencia, de la misma forma que las canciones infantiles.

Pero lo más llamativo es el surgimiento de nuevos tipos de contenido como las reviews o críticas de juguetes y productos infantiles, en las que los niños ven a otras personas -en muchas ocasiones, a otros niños- probar y jugar con estos artículos.

Los riesgos que más preocupan a los padres

YouTube se está consolidando como una opción más de entretenimiento entre los menores. Sin embargo, este tipo de ocio no está exento de polémica, sobre todo por los riesgos en los que puede incurrir.

La cuestión de la seguridad infantil es una de las más alarmantes. Existe cierto temor a que los contenidos no sean los adecuados para la edad de los espectadores o que entre los vídeos infantiles de plataformas como YouTube Kids se filtren otros con contenido perjudicial o sensible como imágenes de violencia o de sexo. Precisamente el año pasado, la periodista Laura June detectó imágenes explícitas de violencia en vídeos de personajes infantiles como ‘Peppa Pig’.

Por otro lado, también entra en juego la posibilidad de que se pueda gestar una adicción a Internet, lo que provoque que algunos niños puedan dejar de lado sus tareas escolares, sus relaciones interpersonales con la familia y amigos o el ocio al aire libre, entre otros.

En definitiva, el debate sigue abierto, pero quizá la clave esté en saber limitar y controlar el tiempo que pasan los menores frente a la pantalla para evitar problemas físicos de salud como cansancio, fatiga o lesiones visuales, además de otros de índole más psicológica como las propias adicciones. El control parental es una opción, pero también es importante una vigilancia presencial y, sobre todo, incidir en labores de concienciación para niños respecto al uso que hacen de Internet y de plataformas como YouTube.

Ver:  Primer smartphone plegable de Samsung costaría más de 1.500 euros

Los niños youtubers

YouTube es un espacio donde también hay sitio para los más pequeños, pero no solo detrás de la pantalla, sino también delante, es decir, inmersos en el negocio de creación y gestión de contenido en YouTube.

En la plataforma de vídeo se ha construido toda una industria de niños youtubers que acumulan cifras astronómicas en lo que a seguimiento e interacción se refiere. Por ejemplo, Ryan ToysReview tiene apenas seis años y ya cuenta con 14.3555.651 suscriptores. En España destaca La diversión de Martina, un canal con más de dos millones de suscriptores que abarca temas tan diversos como juegos, maquillaje y recetas de cocina.

El problema es que el contenido creado por los youtubers infantiles muchas veces alude a aspectos sobre su vida personal y familiar, convirtiéndolos en pequeños influencers a edades muy bajas. Pero esta sobreexposición digital no es lo único que genera controversia, sino también la explotación comercial de los menores y problemas psicológicos derivados de ganar dinero tan jóvenes y de no ser capaces de asimilar la fama.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: