Hua
Archivo- El logo de Huawei visto durante el Mobile World Congress en Barcelona, España, febrero 26, 2018. REUTERS

Huawei seguirá invirtiendo en EE.UU.


SHENZHEN, CHINA.-El gigante chino de telecomunicaciones Huawei dice que continuará invirtiendo en Estados Unidos a pesar de los recientes reveses en sus esfuerzos por aumentar las ventas allí.

Xu Qingsong, también conocido como Jim Xu, jefe de ventas y marketing de Huawei, dijo a la prensa en Shenzhen que está “seguro” de que las ventas de teléfonos inteligentes de Huawei se triplicarían este año en Estados Unidos.

Según informes de prensa, en enero, Huawei parecía estar a punto de romper el lucrativo mercado estadounidense cuando firmó un acuerdo con AT & T, pero el acuerdo fracasó por la presión del gobierno de los EE. UU.

En el pasado, representantes de Huawei han rechazado los reclamos de seguridad de EE. UU. argumentando que son motivados políticamente o de ser un intento de los competidores para mantenerlo fuera del mercado.

Huawei vende algunos modelos en las tiendas de electrónica de EE. UU., y en línea, pero tiene una participación mínima de un mercado estadounidense en el que la mayoría de las ventas se realizan a través de operadores. A nivel mundial, la compañía vende menos dispositivos que Samsung y Apple pero lidera en China, el mercado más grande.

Huawei, el mayor fabricante mundial de equipos de red utilizados por las compañías telefónicas, sufrió reveses en el mercado estadounidense cuando un informe del Congreso, en octubre de 2013, dijo que la empresa es un riesgo de seguridad y advirtió a los operadores de telecomunicaciones que no usaran sus equipos.

Más recientemente, una nueva lucha global por influencia sobre la tecnología de comunicaciones “5G” de próxima generación ha llevado a Huawei a un mayor escrutinio por parte del gobierno de los EE. UU. A muchos funcionarios estadounidenses les preocupa que empresas chinas como Huawei puedan asumir un mayor papel, incluso dominante, en el establecimiento de la tecnología 5G.

El martes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bloqueó al fabricante de microprocesadores Broadcom, de Singapur, de una hostil adquisición del prominente rival estadounidense Qualcomm, un acuerdo que los funcionarios creen podría haber obstaculizado la capacidad de EE. UU. de hacer una transición rápida a 5G.

Por otra parte, los legisladores en la Cámara de Representantes de Estados Unidos presentaron un proyecto de ley el 9 de enero que prohibiría las compras gubernamentales de equipos de telecomunicaciones de Huawei Technologies y su rival ZTE, argumentando lo que dijo son sus lazos con el ejército chino y el respaldo del gobernante Partido Comunista.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: