Grecia: un espejo gigante que refleja al mundo


La impagable deuda que obligaría a Grecia a lesionar la calidad de vida de las mayorías para poder pagarla.  Foto: RT

La impagable deuda que obligaría a Grecia a lesionar la calidad de vida de las mayorías para poder pagarla. Foto: RT

Por José M Hernández

NUEVA YORK-Sin importar el lado en que se esté situado en el oscuro escenario de la política mundial, no es difícil entender por qué los europeos han concentrado su atención en Grecia, a la espera del desenlace del referéndum de este domingo.

Es que al igual que la circulación del euro, la de los productos  manufacturados, y la de los servicios, los apremios financieros  y la presión de los acreedores a los deudores, han borrado la tenue frontera entre las naciones europeas, y coyunturalmente han puesto a coincidir a izquierdistas y derechistas en el cuestionamiento a la política económica europea.

Todo el movimiento progresista emergente, incluyendo el popular “Podemos” de España, ha cerrado fila a favor del NO en el referéndum griego que postula el primer ministro Alexis Tsipras.

Pero, en un hecho inusual, en el otro extremo, la postura contra la austeridad que revindica el movimiento alternativo mundial, y que adversan los acreedores, también es vista con buenos ojos por algunos partidos derechistas y nacionalistas enemigos acérrimos de la integración de sus países a la Unión Europea.

En Francia, por ejemplo, con motivos y objetivos totalmente diferentes, críticos de extrema derecha pretenden acabar con la moneda única, mientras en España, el popular  y alternativo Podemos , reitera que no están contra la Unión Europea pero sí contra sus políticas de austeridad.

Podemos, que apoya claramente al gobierno de Alexis Tsipras y no se pronuncia de forma abierta por el ‘sí’ o el ‘no’ en el referéndum, prometió enviar este domingo a Atenas a Pablo Bustinduy, encargado de relaciones internacionales..

Entretanto, en Portugal, que celebrará elecciones en tres meses, la crisis griega ha agitado la precampaña y entregado al gobierno nuevos argumentos para recuperar terreno en los sondeos, indican observadores lusos. Algunos observadores temen que esta nación sea el escenario de una próxima crisis similar a la griega.

El referéndum fue convocado en Grecia para dar la oportunidad a que sea al pueblo el que decida si acepta o rechaza los ajustes que exigen el Fondo Monetario Internacional (FMI) y demás acreedores. Ese sería voto SI. Por el contrario, el voto NO representa la propuesta del gobierno popular de Tsipras, que se opone a quitar los beneficios a los segmentos más vulnerables de la sociedad.

Hay que anotar que la coincidencia en la apuesta al NO de la derecha y la izquierda europeas tiene una arista que muestra objetivos opuestos: los primeros intentan demostrar contra la población griega que no es posible hacer políticas alternativas en Europa y en concreto en el sur de Europa”. Pero el movimiento emergente que envuelve a grupos políticos, sociales y sindicales, intenta demostrar lo contrario.

En una acción sin precedente en Europa,  primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha puesto en manos de su pueblo decidir qué hacer con la enorme carga fiscal heredada por administraciones  anteriores. Foto tomada de el portal  digital RT

En una acción sin precedente en Europa, primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha puesto en manos de su pueblo decidir qué hacer con la enorme carga fiscal heredada por administraciones anteriores. Foto tomada de el portal digital RT

Líderes políticos de Italia anunciaron que estarán en Atenas para apoyar al primer ministro Tsipras y su llamado a votar “No”.

Aunque difieren de la visión ideológica de Tsipras,  y de su política económica, muchas formaciones nacionalistas o de extrema derecha saludan la iniciativa de Tsipras, en la que ven el inicio de la recuperación de la soberanía nacional.

La convocatoria al referéndum del domingo 5 de julio, es un llamado de atención a una realidad que empezó con la crisis estadounidense al final de la era de los Busch, y repercutió en toda Europa.

De hecho, los ejecutivos de la Unión Europea y del mismo FMI, no han ocultado su preocupación por el desenlace del referéndum en Grecia.

 

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: