Abogado de Trump rechaza acusaciones de Comey e insinúa procesarlo

WASHINGTON D.C-El abogado del presidente estadounidense Donald Trump, Mark Kasowitz, negó las acusaciones que este jueves realizó el ex director del FBI James Comey y sugirió que podría ser investigado por filtrar a la prensa un memorando interno sobre una conversación en la Casa Blanca.

El presidente “nunca le dijo al señor Comey ‘necesito lealtad, espero lealtad’ en forma o sustancia”, dijo Kasowitz, negando una acusación clave hecha por el despedido director del FBI ante un panel del Senado este jueves.

Rechazando partes fundamentales del testimonio condenatorio y calificando otras como una victoria para el presidente, Kasowitz también sugirió que Comey podría ser procesado.

“Hoy, el señor Comey admitió que filtró a amigos sus presuntos memorandos de estas conversaciones privilegiadas, una de las cuales declaró que estaba clasificada”.

“Dejaremos a las autoridades competentes determinar si estas filtraciones deben ser investigadas junto a todas la otras que ya están siendo objeto de investigación”, expresó Kasowitz en una nota divulgada a la prensa.

De las primeras declaraciones que hizo el exdirector del FBI James Comey ante el comité, resalta que el que  se mostró confundido por ciertas actitudes y declaraciones hechas por Trump tras su despido.

“Me confundió cuando vi al presidente Trump decir que él me había despedido por la investigación sobre Rusia”, indicó Comey quien apuntó que “el FBI siempre será independiente” del poder ejecutivo.

Al ser cuestionado por Richard Burr sobre si tenía dudas que Rusia intentó interferir en las elecciones, el exdirector del FBI fue contundente en su respuesta: “no tengo ninguna duda”.

James Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado. Reutes

“La administración (de Donald Trump) eligió difamarme, pero lo más importante es que trató de difamar al FBI”, aseguró Comey quien señaló que el equipo del presidente intentó esparcir mentiras sobre el Buró de Inteligencia.

El exdirector del FBI aclaró que en ningún momento algún miembro de la administración Trump le pidió que detuviera la investigación sobre Rusia y su interferencia en las elecciones del 2016.

“Honestamente estaba preocupado que el presidente de los Estados Unidos (Trump) pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestra reunión. Sabía que podría llegar el día en el que necesitara un expediente (sobre las reuniones e interacciones con Trump), no solo para defenderme a mí, sino para defender al FBI”, declaró.

James Comey empezó a documentar sus reuniones con Trump después de la primera cita que tuvo con el entonces presidente electo, el pasado 6 de enero en un informe de seguridad que ocurrió en la Trump Tower de Nueva York.

“No hay una investigación de contraespionaje sobre Donald Trump”, aclaró.

El exdirector del FBI indicó que en todo su tiempo al frente del buró nunca le habían pedido “lealtad”. Donald Trump, en una cena que tuvo lugar en la Casa Blanca donde solo estuvieron presentes James Comey y él, le pidió lealtad al entonces director del FBI.

“Unos momentos más tarde, el presidente dijo: ‘necesito lealtad, espero lealtad’. No me moví, ni hablé ni cambié mi expresión facial de ninguna manera durante el incómodo silencio que siguió. Nos miramos simplemente en silencio. La conversación siguió adelante, pero el tema volvió cerca del final de nuestra cena”, escribió Comey en el documento de siete páginas dado a conocer el miércoles.

El exdirector consideró que la investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones jugó un papel principal en su despido “porque he visto decir eso al presidente”.

El exdirector del FBI, James Comey, dijo que la ex procuradora general Loretta Lynch le indicó que se refiriera a las pruebas de los correos electrónicos de Hillary Clinton como un “asunto” y no como una investigación.

Dijo que la solicitud “le confundía y preocupaba” y lo llevó a la decisión de hacer su anuncio independiente en julio pasado sobre el caso.

El exdirector indicó que otro factor decisivo para tal determinación fueron los informes sobre una reunión en una pista entre Bill Clinton y Lynch.

Comey dijo que se sentía obligado a hacer algo “por separado” del Departamento de Justicia para “proteger la credibilidad de la investigación”.

Una vez más, Comey aseguró que Rusia intervino en las elecciones estadounidense.

“No debería de haber ninguna confusión sobre esto, los rusos intervinieron en nuestras elecciones, lo hicieron con un propósito. Ellos lo hicieron de una manera sofisticada”, aseguró Comey. El exdirector agregó que nunca tuvo un conversación con Trump donde el presidente se mostrara preocupado por esta intromisión.

En cuanto a si hay alguna sugerencia que Michael Flynn violara el Acto Logan, Comey indicó que nunca nadie ha sido procesado por violar dicha ley federal.

El Acto Logan detalla que los ciudadanos sin autorización que mantengan negociaciones con gobiernos extranjeros que tengan disputas con Estados Unidos deben ser multados o encarcelados.

“Cuando la puerta por el reloj del abuelo se cerró y estábamos a solas, el presidente empezó diciéndome: ‘quiero hablarte sobre Mike Flynn’. Flynn había dimitido el día anterior. El presidente comenzó diciendo que Flynn no había hecho nada malo al hablar con los rusos, pero tuvo que dejarlo ir porque había engañado al vicepresidente. Añadió que tenía otras preocupaciones sobre Flynn, que no especificó”, escribió Comey en el reporte de siete páginas.

El exdirector del FBI indicó que le pidió a uno de sus amigos, un profesor de Derecho de la Universidad de Columbia, que filtrara a la prensa los memorándum que escribió sobre las reuniones y conversaciones que tuvo con Donald Trump.

Durante su comparecencia, el exdirector del FBI ha llamado “mentiroso” a Trump en cinco ocasiones

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: