Puerto Rico H

Violenta protestas se registran en Puerto Rico


SAN JUAN.-En el día internacional del trabajo una fuerte protesta estalló violentamente en la isla del encanto esta mañana.

Miles de puertorriqueños marcharon el martes en protesta por recortes a las pensiones, cierres de escuelas y la lenta reconstrucción del país tras el paso de huracanes, a la vez que los residentes de la isla se molestan cada vez más por las inminentes medidas de austeridad.

Algunos de los participantes de la marcha fueron maestros, retirados y trabajadores sindicalizados, tanto del sector privado como público, así como la alcaldesa de la capital, Carmen Yulin Cruz.

Yulin Cruz declaró que el paro fue efectivo. “Este es el principio de acciones concertadas pacíficas que se tienen que seguir haciendo”, señaló la alcaldesa.

Según el periódico El Nuevo Día, las actividades ocurrieron sin contratiempos aunque surgieron algunos momentos de tensión entre policías y manifestantes cerca de la antigua sede del Partido Nuevo Progresista. Algunos manifestantes lanzaron proyectiles o piedras contra los vidrios del edificio Liberty.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, dijo que los organizadores del paro fracasaron en su gestión y agregó que “todos aquellos que cometieron actos criminales (durante el paro) vamos a asegurarnos que sientan todo el peso de la ley”.

PUERTO RICO PARO
Manifestantes en San Juan, Puerto Rico. FOTO: Mundo Hispánico.

Puerto Rico está atascado en una recesión desde hace 11 años, tratando de reestructurar parte de su deuda pública de 72.000 millones, a la vez que tiene problemas para reconstruir la infraestructura tras los daños causados por el huracán María. Alrededor de 30.000 personas siguen sin electricidad luego que María azotó la isla como categoría 4 el 20 de septiembre.

En Mayaguez, mientras los estudiantes mantenían cerrados los portones del Colegio de Mayagüez, cientos de personas marcharon en orden durante la mañana del martes por las calles de la Sultana del Oeste en protesta por las medidas de austeridad propuestas por la Junta de Control Fiscal y las reformas impulsadas por el gobierno de Ricardo Rosselló, en el marco del Día Internacional de los Trabajadores.

Desde tempranas horas de la madrugada un grupo de estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico se manifestaron frente a los portones del campus mayagüezano y a eso de las 6:00 a.m. procedieron a cerrar los portones que dan acceso al interior.

“Empezamos a movilizarnos a las 2:30 a 3:00 a.m. Ya a esa hora había policías estatales en los portones. Luego hicimos una manifestación y se procedió a cerrar los portones. No se dio ningún incidente. Hemos estado en diálogo constante con las autoridades”, manifestó Marcus Ramos, presidente del Consejo General de Estudiantes.

“Yo creo que la Universidad de Puerto Rico tiene que asumir unas posturas en cuanto a la situación del país y de la magnitud de recortes que superan los $400 millones que suponen el desmantelamiento del sistema público como lo conocemos”, apuntó.

A eso de las 8:00 a.m. comenzaron a llegar manifestantes al área del viaducto para celebrar una marcha que recorrería varias calles de la ciudad de Mayagüez. Entre las organizaciones que tuvieron representación figuran la Convergencia Nacional Boricua (Conabo), el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), la Juventud Hostosiana del Oeste, la Iglesia Católica y Bautista también convocaron y las comunidades escolares que pretenden cerrar en Mayagüez, entre otras.

“Esta manifestación es importante porque la Junta de Control Fiscal pretende desmantelar todo lo bueno que nosotros como pueblo hemos construido en 70 u 80 años: El Fondo del Seguro del Estado, la Educación Pública, las pensiones de los empleados y muchas cosas más. El que no sea rico, tiene más de una razón para estar en estas manifestaciones del 1 de mayo y la otras que van a haber, que son actividades de indignación, de protesta y de afirmación de nuestros derechos”, expresó José “Pepe” Ríos, portavoz del MINH en el Oeste.

A la manifestación también hicieron acto de presencia los alcaldes de Mayagüez y Hormigueros, José Guillermo Rodríguez y Pedro García, respectivamente, así como el representante Carlos Bianchi, quienes reiteraron su preocupación ante las propuestas medidas de austeridad.

“Hoy es un día histórico de la lucha que por muchos años los obreros de todo el mundo hicieron para ganar unos derechos y adquirir mejores condiciones de empleo que hoy más que nunca se han visto amenazadas, no solamente por la situación económica que vive el país sino también por las acciones de un gobierno que prometió unas cosas y no ha cumplido”, manifestó el alcalde mayagüezano.

“Han logrado su estrategia de virar el país contra la Junta, ocultando lo que en un momento se planteó, de que la Junta ponía un cuarto y ellos acomodaban los muebles. Pues los muebles que acomodaron fueron el recorte de $350 millones a los municipios, los recortes laborales, los recortes a la universidad, la sugerencia de recortes a las pensiones y todo lo que se ha descubierto que fue lo que había sometido el actual gobierno”, agregó Rodríguez quien criticó duramente que se les exija recortes a todo el país, pero, según indicó, los contratos y sueldos a los ejecutivos continúan onerosos.

 Ambos alcaldes notificaron que concedieron el día a sus empleados con cargo a vacaciones.

El trayecto de la marcha, que reunió sobre 300 personas salió del área del viaducto y transitó por parte de la calle Candelaria, la Ramón Emeterio Betances, la Méndez Vigo y luego la Carretera PR-2 hasta el Colegio de Mayagüez para unirse a los estudiantes que desde temprano se manifiestan frente al recinto.

Como parte de la ruta, hubo una breve parada frente a la sucursal del Banco Popular en Mayagüez, cuya estructura estaba protegida por tormenteras.

“El Banco Popular, representa el capital”, coreaban los manifestantes al ritmo de plena.

No se reportaron incidentes durante la manifestación.

De igual forma, en Ponce también se registraron varias manifestaciones, incluyendo un cierre de los portones del recinto ponceño de la Universidad de Puerto Rico y una marcha silente a través de varias calles de la ciudad.

“Hemos sangrado, hemos sufrido y ahora quieren quitarnos todo lo que hemos logrado. No podemos permitir esta cantidad de abusos y aquí y en todas las regiones de la Isla vamos a demostrar que el pueblo puertorriqueño no va a permitir un cierre más de escuelas, ni una UPR con recortes, ni tan siquiera una reforma laboral. Aquí manda el pueblo”, sentenció Diego Vega Serrano, portavoz de la Juventud Hostosiana del Oeste.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: