Los servicios de emergencia reportaron además haber trasladado a seis personas a servicios de traumatología y dos más a un hospital cercano.

Según algunos testigos, la noche de este domingo se escucharon entre 10 y 20 disparos, al parecer de un solo atacante.

Toronto ha registrado un incremento en los índices de violencia entre pandillas, y la semana anterior se registraron amenaza de presunto ataque terrorista en dos puntos de la ciudad, lo que provocó el despliegue de un gran número de elementos policiales.

Ante esta situación, el alcalde John Tory ordenó mayor presencia policial en las zonas más violentas.

Esta noche, en tanto, el gobernador de la provincia canadiense de Ontario, el conservador Doug Ford, lamentó el “horrible acto de violencia en Toronto” y destacó la pronta respuesta de los servicios de emergencia.