Venezuela Supremo

Supremo de Venezuela en el exilio envió oficios para la detención de Maduro


MIAMI.- El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martin, envió hoy cartas al mando militar y policial venezolano en las que insta a detener al presidente venezolano, Nicolás Maduro, por su supuesta implicación en un caso de corrupción relacionado con Odebrecht.

Martin precisó que las misivas emanan de una resolución de la semana pasada de ese tribunal, que “declara la suspensión” de Maduro como presidente y su inhabilitación para ejercer cargos públicos en el marco de la investigación.

En sendas cartas enviadas al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y al director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López, el presidente del TSJ “legítimo” los insta a la detención de Maduro como medida “preventiva”.

A López lo llama a impartir “las instrucciones conducentes a fin de que una vez ubicado el mencionado ciudadano sea capturado, traslado o puesto a la orden de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia”.

La medida, señala a Padrino López, busca dar “continuidad al proceso judicial de enjuiciamiento” de “Maduro, quien tenía a su cargo la Presidencia” de Venezuela con motivo de la investigación que adelantó el Ministerio Público “por la presunta comisión de delito contra el patrimonio venezolano”.

En la resolución, los magistrados ya habían hecho un llamado a la Guardia Nacional Bolivariana a detener a Maduro, además de pedir a Interpol que emitiera una alerta roja para iniciar una “proceso penal” para determinar su responsabilidad, o no, en la comisión de los delitos.

La decisión fue tomada la semana pasada en un plenario en Miami al que asistieron varios miembros tribunal, así como otros magistrados que participaron por videoconferencia desde Colombia, Panamá y Chile.

En marzo, el mismo tribunal había admitido a trámite una querella de la ex fiscal general Luisa Ortega (también en el exilio) en la que se acusa a Maduro de delitos de corrupción relacionados con la constructora Odebrecht.

La denuncia de Ortega se relaciona con “pagos hechos a funcionarios públicos y empresas fantasmas por parte de la constructora” brasileña.

“El tribunal le ha garantizado todos los derechos fundamentales a Maduro, como es el debido proceso del derecho a defensa”, ha señalado el magistrado Antonio Marval.

El Parlamento venezolano, controlado por la oposición, designó el año pasado a nuevos magistrados para el TSJ, con la idea de que reemplazaran a los jueces en ejercicio de esa instancia, por considerar que estaban al servicio del Gobierno y habían sido elegidos ilegalmente.

La mayoría de los nuevos magistrados, perseguidos por la Justicia venezolana, optaron por salir del país e instalarse como Tribunal Supremo autodenominado “en el exilio”.

Maduro dice elecciones en Venezuela se harán “llueva, truene o relampaguee”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó de plano suspender las elecciones del 20 de mayo, como pidió Estados Unidos en la OEA, y llamó a un nuevo diálogo a sus adversarios una vez se realicen los comicios. “Venezuela, llueva, truene o relampaguee, irá a elecciones presidenciales el próximo domingo 20 de mayo”.

Llueva truene o relampaguee, ¡carajo!”, manifestó Maduro, en un mitin frente a una multitud. “¿Le hacemos caso al imperialismo?”, preguntó el mandatario socialista a miles de partidarios en el Poliedro de Caracas, enorme escenario para eventos deportivos y espectáculos. “¡No!”, le respondieron a gritos.


Más temprano, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, exigió a Maduro, quien aspira a la reelección, suspender unos comicios que calificó como “una estafa” y organizar “elecciones reales”. Washington también amplió sus sanciones contra Venezuela, al bloquear activos a tres venezolanos, incluido un viejo jefe de la policía política, y 20 empresas por supuestos nexos con narcotráfico y lavado de dinero.

Maduro prometió convocar un “diálogo nacional” con sus adversarios tras las elecciones y pidió apoyo a su homólogo de República Dominicana, Danilo Medina, para organizar encuentros en Santo Domingo.

“Una vez que el pueblo de Venezuela ejerza su soberanía y me elija presidente, de manera inmediata voy a convocar a un gran diálogo nacional por la paz. Le he pedido apoyo al presidente Danilo Medina”, anunció el gobernante socialista. Ya República Dominicana fue sede de fallidas negociaciones entre el gobierno y la oposición a finales de 2017 y principios de 2018.

La oposición se negó a firmar el 6 de febrero en Santo Domingo un acuerdo por considerar insuficientes las garantías dadas para las presidenciales y presentaron a su vez otro texto, que fue rechazado por el gobierno venezolano, por lo que el diálogo entró en un “receso indefinido”, según anunció el presidente dominicano.

EFE

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: