Nicaragua Sangre
Foto: Oscar Sánchez. Protestantes se refugian detrás de una barricada, durante el ataque armado en Managua.

Muerte y sangre en trágico Día de las Madres en Nicaragua


MANAGUA.-El Día de las Madres en Nicaragua ha quedado hoy marcado por la muerte y la sangre, tras un ataque armado que sufrieron miles de manifestantes que estaban en el sector de la UNI y la UCA.

Hasta la 9 pm de este miércoles, se conocía de la muerte de varias personas (Managua, Estelí y La Trinidad) y decenas de heridos por un ataque armado en Managua que, de acuerdo con testigos, comenzó desde la zona del estadio de beisbol Dennis Martínez, en contra de miles de manifestantes que participaron en la marcha organizada por las Madres de Abril.

Una mujer que participó en esta marcha, sufrió la muerte de su hijo: Jorge Castro, según dijeron las personas que la rodeaban cuando ella, sentada y bañada en lágrimas, lamentaba la tragedia.

En La Trinidad murió Jairo Osorio; en Estelí, Dodany Blandón; y en Managua Maycol Cipriano González, de acuerdo con información preliminar.

La Cruz Roja, en tanto, informó a El Nuevo Diario que hasta la 8 pm habían atendido a 9 personas, de las cuales 8 trasladaron al hospital Vivian Pellas y una a un centro de referencia nacional, que no precisaron.

Imágenes de televisión y en las redes sociales, muestran a las personas corriendo por el pánico, al escuchar las detonaciones de armas de fuego provenientes de la zona del estadio de beisbol Dennis Martínez.

Otro grupo decidió enfrentar el ataque armado, levantando barricadas en el sector de la UNI, como barrera frente a los agresores, que ellos sostienen son turbas sandinistas.

La marcha de las Madres de Abril, multitudinaria, se efectuó con total calma durante toda la tarde, pero a eso de la 5 pm la situación cambió, pues comenzó un ataque armado.

Se conoce que los heridos han sido enviados al hospital Vivian Pellas y Bautista, entre otros centros médicos.

Para la noche, la zona que cubre la UCA, UNI, rotonda de Metrocentro, catedral de Managua y pista hacia Tiscapa, en el corazón de Managua, era intransitable: edificios quemados (Radio Ya y Caruna), vehículos en llamas, barricadas y personas encapuchadas al control de las calles.

En el interior de la catedral de Managua hay cientos de personas refugiadas, incluidos campesinos, quienes han dicho que allí pasarán la noche.

En la UCA se confirmó que abrieron los portones, cuando comenzó el ataque, y miles de personas estaban en el interior de ese recinto, garantizando su seguridad.

Además, la crisis se trasladó, ya avanzada la noche, a Estelí, donde murió una persona, y Chinandega.

Al medio día, en La Trinidad, Estelí, hubo otro enfrentamiento, que dejó a una persona muerta a balazos.

Esta tragedia en Nicaragua, que ocurre en el Día de las Madres, se da un poco más de 24 horas después de que Amnistía Internacional brindara un duro informe sobre esta crisis, diciendo que la estrategia del Estado para reprimir las protestas es “disparar a matar”.

Amnistía Internacional cifraba en 83 los muertos que, hasta ayer, dejaban los actos de represión en Nicaragua.

El derramamiento de sangre también coincide con un acuerdo firmado por el Estado de Nicaragua con la OEA y la CIDH para permitir que una comisión internacional investigue las muertes ocurridas durante las protestas, que comenzaron el 18 de abril.

Mientras, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un acto del FSLN, dijo que “aquí nos quedamos todos” y que este país “no es propiedad de nadie”.

Por su parte, los consejeros del Cosep, integrado por un grupo de empresarios de primer nivel, enviaron una carta a Ortega, pidiendo que adelante las elecciones y permita un cambio de magistrados en el ente electoral.

Al cerrar la noche, en toda Nicaragua la población estaba en máxima alerta, siguiendo de cerca las noticias y muchos pendientes de la suerte que corrieron sus families que participaron en la multitudinaria marcha de las Madres de Abril.

FUENTE: EFE

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: