Yemen
Soldados fieles a la coalición de Arabia Saudí en el Yemen (AFP)

Mueren 20 niños en un ataque bomba contra una camioneta en Yemen


ASIA.-Un nuevo ataque ha causado al menos 31 muertes en Yemen, un país sumido en una sangrienta guerra civil entre rebeles y la coalición árabe dirigida por Arabia Saudí. Ambos bando se acusan mutuamente de la masacre producida ayer en el sudoeste del país, donde la coalición militar interviene desde 2015 para acabar con el alzamiento huti.

Según los medios rebeldes murieron principalmente mujeres y niños en el ataque bomba a una camioneta donde todos eran miembros de una misma familia procedentes de Al Duraihmi, en el sur de la provincia de Al Hudeida.

Según el portavoz del Ministerio de Sanidad en el Gobierno de los rebeldes hutíes, Yusuf al Haderi, la familia estaba huyendo de Al Duraihmi por los combates que se libran entre los combatientes hutíes y las fuerzas gubernamentales yemeníes, apoyadas por la coalición. La agencia WAM de los Emiratos Árabes Unidos, sin embargo, anunció que el misil fue lanzado por los hutíes con ayuda de Irán porque los el misil fue fabricado allí.

La ONU alerta de que los ataques que tienen como objetivo civiles en el Yemen, entre ellos niños, son cada vez más frecuentes

La ONU alertó hoy de que los ataques que tienen como objetivo civiles en el Yemen, entre ellos niños, son cada vez más frecuentes y mostró su conmoción ante el bombardeo de ayer que causó una veintena de menores muertos en el oeste del país. ”Estos ataques, como el de Saada, son cada vez más frecuentes y son una grave violación del Derecho Internacional Humanitario”, indicó hoy en un su cuenta oficial de Twitter el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Yemen, Nevio Zagaria.

El representante de la OMS se mostró “nuevamente conmocionado y extremadamente triste” tras enterarse del ataque en Al Duraihmi, en el que murieron ayer, según los rebeldes hutíes, al menos 26 miembros de una misma familia, entre ellos 20 niños, que huían de los combates que se libran en esa ciudad, situada en la provincia de Al Hudeida. Los hutíes atribuyeron este bombardeo a la coalición internacional, aunque la alianza no ha hecho hasta ahora ninguna declaración al respecto.

Hace dos semanas otro bombardeo mató a 40 niños

La responsable de Unicef en el Yemen, Meritxell Relaño, aseguró hoy a Efe que la agresión causó “26 niños muertos y sus madres”, y precisó que “hubo un primer ataque que mató a una familia y luego el resto murió intentando huir”, sin aportar más detalles por el momento. Este ataque se produce dos semanas después de que la alianza de países árabes lanzó un bombardeo contra la provincia yemení de Saada, en el noroeste del país y bastión de los insurgentes, en el que murieron 51 civiles, entre ellos 40 niños.

Ese bombardeo, confirmado por la coalición, provocó el rechazo de las agencias de la ONU en el país y el secretario general del organismo multilateral, António Guterres, pidió una investigación independiente del suceso. Desde el pasado junio se vive en Al Hudeida una ofensiva que enfrenta a las fuerzas gubernamentales yemeníes, apoyadas por la coalición, contra los rebeldes hutíes, que controlan la estratégica provincia situada a orillas del mar Rojo.

El Yemen es escenario de una guerra desde finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, tomaron Saná y áreas del norte y el oeste del país. El conflicto se recrudeció con la intervención de la coalición árabe en marzo de 2015 a favor de las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado en Riad.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: