De acuerdo con los reportes oficiales, personas ligadas al robo de gas LP serían los responsables del asesinato ocurridos la tarde de este viernes. Las primeras investigaciones revelan que se recibió una llamada para reportar una riña en la colonia Signoret.

Los uniformados se dirigieron al lugar y se dieron cuenta que se trataba de una falsa alarma, segundos después vieron en la zona una camioneta negra, cuyos ocupantes les parecieron sospechosos.

Una de las versiones señala que la policía detuvo la unidad para revisarla y cuando la inspeccionaron, los delincuentes detonaron sus armas de fuego asesinándolos.

Otro informe —de fuentes policiacas— refiere que los agentes fueron sometidos, bajados de la patrulla, desarmados y trasladados en dos camionetas, hasta el Carril de San Cristóbal en las inmediaciones de la autopista Puebla-Orizaba.

Los cuerpos de los seis agentes quedaron a la orilla de la carretera estatal, con sus uniformes y chalecos antibalas.

A unos cuantos metros donde estaban los agentes asesinados, las autoridades localizaron una toma clandestina en un ducto de Pemex.

En Puebla, la ordeña de ductos o “huachicol” se concentra en una zona que se conoce como el Triángulo Rojo, la cual originalmente abarcaba cinco municipios que son; Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo, sin embargo, en los últimos meses este delito avanzó a Amozoc (que colinda con Acajete).

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Jesús Morales Rodríguez, confirmó la detención de dos sujetos que estarían vinculados con el asesinato de los policías.

Dijo que los delincuentes tenían en su poder armas de fuego y en las siguientes horas, la Fiscalía General del Estado (FGE), ampliará la información sobre estos sucesos.

“La Fiscalía General del Estado estará realizando las diligencias correspondientes, reiteró seguimos con estos dos detenidos que fueron asegurados en el lugar, con armas de fuego que serán dispuestos ante el ministerio público”.

El gobernador de Puebla, Antonio Gali, lamentó el crimen de los oficiales y aseguró que se castigará a los responsables. Un robo cada cuatro horas Con base en datos del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM), la extracción ilegal en ductos de PEMEX, incrementó en la mayoría de entidades en el primer trimestre del año.

Puebla registra 517 tomas clandestinas entre enero y marzo de 2018; es decir, cada cuatro horas se extrajo ilegalmente el combustible.

En comparación con el primer trimestre del 2017, se observó un incremento del 28.61 por ciento y con respecto del 4to trimestre del mismo año, fue de 48.56 por ciento.