Familias que se mantenian del reciclaje del vertedero de Rafaey en Santiago, mueren de hambre/VIDEOS


SANTIAGO.-Hace menos de un año que la empresa Cilpen Global, inició sus operaciones, puso en funcionamiento la planta de reciclaje para el manejo de los residuos sólidos, privatizando asi el vertedero de Rafey, sin que hasta el momento se halla resuelto el problema de la humareda y la contaminación ambiental..

Desde entonces y tras la llegada del alcalde Abel Martinez al Ayuntamiento de Santiago, los problemas se agrabaron para los que residen en el barrio Santa Lucía y otros sectores empobrecidos de esta ciudad, cuyos ingresos dependian de la actividad de bucear o buscar en las toneladas de basura en el basurero, el cual se convirtió con los años una vía de sobrevivencia para padres y madres de familia, para hijos de buzos o recicladores como les gusta que le llamen, asi como para jóvenes solteros con poca preparación académica, para niños y niñas que por años fueron a aquel lugar.

Obreros En Clasificacion De La Basura

Con la puesta en función de esta planta recicladora, quedó en el pasado el Programa de Mejoramiento del Barrio Santa Lucia La Mosca, que dió origen a la creación de la Asociación de Recicladores del Vertedero de Rafey, un esfuerzo que correspondió a la Fundación Solidaridad, a requerimiento de la Xunta de Galicia, España coordinado con el Ayuntamiento de Santiago. Junto a la Asociación de los buzos recibieron registro de acuerdo a la Ley 122-05 sobre organizaciones sin fines de lucro, obtuvieron su código en el Registro Nacional de Contribuyentes RNC, en la Dirección General de Impuestos Internos DGII, el Club de Madres Santa Lucía, El grupo Juvenil por un Futuro Mejor del barrio Santa Lucia, La Asociación de Madres Santa Rita, entre otras. Por tanto queda claro que la Asociación de Recicladores de Rafey tiene su registro legal y es miembro de la Red de Recicladores de América Latina REDLACRE.

Vertedero Rafey

Sin embargo, esto último corresponde al pasado, mientras transcurre el tiempo, decenas de familias se encuentran pasando penurias, viviendo uno de sus peores momentos ante la falta de empleos y el impedimento de penetrar al vertedero en busca de cartón, comida, aluminio, botella, ropa, entre otros objeto.

Todo aquel que se ariesga a desafiar tales ordenes, vistar dicho lugar puede ser detenido, peor aún torturado, como la época del tirano, según denunciaron varios recicladores .

Buzo 2

”Como él son varios que no quieren que lo graven por temor a fuerte represalia, Ya son varios que vienen donde mi a decirme los abusos que se estan cometido desde la gestión de Abel Martinez principalmente, Yo por el momento no puedo hacer más que esto pedir que se investigue con seriedad estos casos”, informó a este diario el pastor Pablo Ureña, director de la Fundación Niños con una Esperanza, institución de servicio que ha hecho suya la lucha de la niñez sin dolientes, especialmente de la empobrecida comunidad Santa Lucía, también conocida como La Mosca, donde ha establecido el referido programa de asistencia.

Ureña, afirmó que no puede callar ante un abuso de esa naturaleza, cientos de personas estan pasando hambre literalmente al ser desalojada albitrariamente de lo que fue su fuente de trabajos por décadas, seres humanos en muchos casos solo saben hacer eso, buscar entre la basura.

Pablo Ninos

Es el caso de Rosmery Mora con 37 años de edad,  6 hijos, trabajó en el vertedero por más de 8 años, residente en la calle 44 Alto Bonito en Cienfuegos, quien implora que la ayuden a declarar a su mamá , a ella y sus 6 hijos, ya que teme que sus vástagos se conviertan en delincuente, debido a que no estudian, y a dos de sus hijas la declararon las madrinas y otro lo dió en adopción.

El pastor Ureña, director en Santiago del Programa “Niños por una Esperanza”, que asiste a menores en riesgo del empobrecido sector de Cienfuegos, denunció hace algunos meses que pese a su lucha permanente a favor de los más necesitados, sobre todo la niñez, tanto el Gobierno Central como el municipal tratan de que desaparezca dicha organización, al quitarle 50 raciones de comida diarias que para los pequeños le suministraba el Plan Social de la Presidencia.

Hablando en la sede del centro caritativo, para ese entonces, Pablo Ureña dijo que la alcaldía del municipio de esta ciudad, de 20 mil pesos que le entregaba al programa, lo redujo a 10,000 mensuales

Criticó además, que en casi 15 años de estar funcionando la entidad, nunca ha recibido respaldo estatal, y la psicóloga que tenía se la quitaron, no obstante a la labor titánica que despliega con decenas de menores en conflicto, en una zona de alto acoso antisocial.

A “Niños con una Esperanza”, hace un año le quitaron el 50% del desayuno escolar, creando enormes inconvenientes alimentarios a los menores protegidos por la institución, en su mayoría de estos niños han sido rescatados del vertedero de Rafey donde hacían las labores de buzos. “, agregó el religioso.

Déjanos tu comentario

Un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: