Pto Rico 3
Víctor Otero sale de su casa inundada en el municipio de Toa Baja, tras el paso del huracán María por Puerto Rico. Héctor Retamal/AFP/Getty Images

Familias en el norte de Puerto Rico claman por el servicio eléctrico tras el paso huracanes


SAN JUAN.- Miles de familias de cien comunidades de los municipios de Toa Alta y Barceloneta, en el norte de Puerto Rico, claman al Gobierno local para que le restauren el servicio eléctrico a más de tres meses de su devastación por el paso del huracán María.

Según dijo hoy a Efe Teresa Vélez, residente del Barrio Galateo Centro en Toa Alta, aún quedan comunidades de este municipio que no cuentan con el servicio de electricidad desde el paso del huracán Irma el 6 de septiembre, dos semanas antes de María, sobrepasando así los 199 días sin luz.

“Acá tenemos ancianos, enfermos y mucha gente mayor postrada en camas esperando por la luz”, sostuvo Vélez suplicando a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) -agencia local responsable del servicio- o alguna compañía estadounidense que ha viajado a Puerto Rico para ayudar a levantar el sistema eléctrico.

El servicio de electricidad en Puerto Rico colapsó completamente por el paso del huracán María el pasado 20 de septiembre.

Debido a esto, todos los hospitales en la isla activaron sus generadores de electricidad, pero no todos subsistieron el embate de estar encendidos por tantos días seguidos con combustible, colapsando así, y a su vez, provocando que los enfermos que estaban conectados con oxígeno para subsistir, fallecieran.

Y ante la falta de electricidad en cientos de residencias en Toa Alta y municipios cercanos, los ciudadanos se han defendido con el uso de generadores de electricidad.

Sobre esto, Vélez detalló que una vecina suya gasta entre 20 y 40 dólares diarios en gasolina o gas para activar sus generadores de electricidad en sus respectivos hogares ante la falta del sistema.

Dijo además que el Plaza Aquarium Mall, el único centro comercial de Toa Alta, fue “energizado”, pero la mayoría de las tiendas que ubicaban allí, cerraron, debido a la falta de electricidad o por la falta de ganancias por el tiempo en que se mantuvieron cerrados.

Otro municipio cercano a Toa Alta, Barceloneta, también ha sufrido el embate del servicio eléctrico.

Ante ello, la alcaldesa de Barceloneta, Wanda J. Soler Rosario, le envió una comunicación al director ejecutivo interino de la AEE, Justo González, su preocupación por la inminente falta de servicio eléctrico en dicho pueblo.

Según un censo que encomendó la alcaldesa, solamente 29 de 92 comunidades en el municipio tienen energía eléctrica.

Utilizando ese parámetro, se puede estimar, que hay aproximadamente 5.664 residencias sin luz, en las que viven cerca de 16.638 personas, detalló Soler Rosario en un comunicado de prensa.

“Esto es mucho más bajo a nivel ‘per cápita’ que la mayoría de los municipios, principalmente de los de la zona metropolitana”, alegó la alcaldesa.

FUENTE:EFE

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: