China Embajada
Un policía paramilitar monta guardia en la entrada de la embajada de EE.UU. en Beijing, China. REUTERS

EE.UU. evacúa a sus empleados de China por problemas de salud


PEKIN.-Estados Unidos evacuó a más empleados suyos de China después de que exámenes médicos revelaron que podrían haber sido afectados por problemas de salud inexplicables que han perjudicado a estadounidenses en ese país asiático y en Cuba, informó ayer el Departamento de Estado.

“Varios individuos” han sido traídos de vuelta a Estados Unidos, indicó Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado. Los casos se suman al del trabajador estadounidense que fue evacuado previamente de China, como lo reveló en su momento el gobierno del presidente Donald Trump.

Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado.

Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado.

​Las nuevas evacuaciones fueron efectuadas después de que hace unos días Estados Unidos envió a un equipo de médicos a la ciudad china de Guangzhou para que evaluaran a los empleados gubernamentales en ese lugar.

Nauert dijo que “las evaluaciones médicas están realizándose” y se suministran a “cualquier miembro del personal que haya percibido síntomas preocupantes o que quiera realizarse una revisión general”.

Un funcionario federal dijo que los estadounidenses evacuados se someterán a exámenes en la Universidad de Pensilvania, donde los médicos han atendido y estudiado a los pacientes que fueron evacuados de la embajada de La Habana. El funcionario habló bajo condición de anonimato debido a que no contaba con autorización para declarar públicamente sobre la situación.

Los nuevos incidentes han generado temores de que los inexplicables sucesos que comenzaron en Cuba en 2016 se hayan esparcido a China. Washington ha descrito los incidentes como “ataques específicos” a trabajadores estadounidenses, pero no ha identificado públicamente una causa o un responsable. La mayoría de los casos estuvieron acompañados de sonidos extraños e inexplicables, que en un principio hicieron sospechar a los investigadores estadounidenses de un ataque sónico.

El primer trabajador del gobierno estadounidense que fue evacuado de China reportó “sensaciones sutiles e inciertas, pero anormales, de sonido y presión”. Beijing indicó el mes pasado que no ha encontrado una causa.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: