Cristina

Cristina Fernández acusa a Macri de persecución tras orden de arresto

BUENOS AIRES.-La expresidenta argentina y actual senadora Cristina Fernández acusó a su sucesor Mauricio Macri de liderar una campaña para perseguir a la oposición, horas después de que un juez federal pidiera su desafuero para arrestarla por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado contra un centro judío de Buenos Aires en 1994.

Fernández también fue acusada de traición a la patria, uno de los delitos más severamente castigados por la ley argentina.

Esta es la primera vez que un magistrado ordena la detención de la expresidenta, que afronta otras investigaciones judiciales por el supuesto lavado de dinero que recibía a cambio de la adjudicación de obras públicas.

En una conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, Fernández calificó la resolución del juez de “inédito e increíble desvarío judicial” y señaló a Macri como “el máximo y el verdadero responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición”.

Fernández juró como senadora nacional la semana pasada para un periodo de seis años. Para poder ser detenida como requiere el juez federal Claudio Bonadío se necesita que el Senado le retire los fueros parlamentarios con el voto de los dos tercios de los integrantes de esa cámara, los que actualmente no están asegurados.

Si no se produce el desafuero, el juez podrá seguir investigándola y eventualmente enviarla a juicio ya que la inmunidad parlamentaria sólo la protege del arresto.

“Mauricio Macri es el director de la orquesta y en este caso Bonadío ejecuta la partitura judicial”, dijo la exmandataria.

A su vez, destacó que la medida judicial se produce a 72 horas de asumir su banca y la atribuyó a “un intento de disciplinamiento. Me quieren callada y con la espada de Damocles en el cuello”.

Esta mañana se conoció que un juez federal pidió el desafuero de la expresidenta por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado contra un centro judío en 1994 y traición a la patria, uno de los delitos más severamente castigados por la ley.

A su vez el magistrado dispuso el procesamiento del excanciller Héctor Timerman y su arresto domiciliario debido a su delicado estado de salud y los procesamientos con prisión preventiva del exsecretario Legal y Técnico de la presidencia Carlos Zannini y del dirigente social Luis D’Elía, quienes fueron arrestados en la madrugada de este jueves por fuerzas de seguridad acusados de los mismos delitos, dijo el fiscal de la causa Eduardo Taiano.

Otro de los procesados y detenidos es Jorge Khalil, integrante de la comunidad iraní en Argentina, mientras que el juez ordenó el arresto del dirigente social izquierdista Fernando Esteche, quien permanece prófugo.

Taiano dijo que las detenciones obedecen a “la gravedad de los delitos que se imputan”. El delito de traición a la patria contempla una pena de entre 10 y 25 años y el de encubrimiento un máximo de seis.

Además Bonadío procesó sin prisión preventiva por los mismos delitos al exsecretario de la presidencia y extitular del servicio de inteligencia Oscar Parrilli, a varios exfuncionarios de inteligencia y a la exprocuradora del Tesoro Angelina Abbona, entre otros, y los convocó para “que se presenten en este tribunal, dentro de las 48 horas de anoticiados, con el objeto que se notifiquen personalmente de la presente resolución”, señaló el juez en su resolución difundida por el Centro de Información Judicial.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: