Maduro Elecciones Gana
Getty Images Image caption Según el CNE, Maduro obtuvo casi seis millones de votos en la elección presidencial de ayer

Comunidad Internacional desconoce triunfo de Maduro y EE.UU. endurece sus sanciones


BOGOTA.-Numerosos Gobiernos reafirmaron hoy su rechazo a los comicios en Venezuela, en los que fue reelegido el presidente Nicolás Maduro, y amenazaron con sanciones, que EE.UU. concretó inmediatamente al limitarle la venta de deuda y activos, mientras el Grupo de Lima rebajó el nivel de los nexos diplomáticos.

Los cuestionados comicios de este domingo, marcados por una abstención cercana al 54 %, generaron expresiones de rechazo del Grupo de Lima, que agrupa a 14 países de América, así como de EE.UU., España y Reino Unido; mientras cercanos a Maduro, como China, Bolivia, Rusia e Irán, llamaron a reconocer los resultados.

Las sanciones inmediatas las tomó hoy el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien firmó una orden ejecutiva por la que limita al Ejecutivo de Maduro la venta de deuda y activos públicos en territorio estadounidense tras considerar que las elecciones fueron una “farsa”.

El Grupo de Lima confirmó que desconocía los resultados por no cumplir con los “estándares internacionales”, y decidió “reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas” con Venezuela.

Los integrantes del grupo, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, detallaron que “llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar” su protesta.

México ya llamó a consultas a su embajadora, convocó a una reunión a la representante venezolana en el país y anunció la reducción “al mínimo” de las actividades culturales y de cooperación, incluida la militar, y la suspensión “hasta nuevo aviso” de las visitas de alto nivel a Venezuela.

En una reunión de ministros del G20, también Argentina, Australia, Canadá, Chile, EE.UU. y México señalaron la “falta de legitimidad” de las elecciones y amenazaron con aplicar a sanciones económicas y financieras.

El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo que se trató de otro “simulacro de elección democrática”.

El mandatario chileno, Sebastián Piñera, pidió a “los países demócratas del mundo” que se unan para ayudar a Venezuela a “recuperar” la libertad y la democracia.

Brasil lamentó “profundamente” la forma en que se celebraron los comicios e indicó que carecieron de “legitimidad y credibilidad”.

Costa Rica aseguró que el proceso electoral tuvo errores “desde su génesis y no cumplió con los estándares internacionales”

Panamá no reconoce los resultados al advertir de que el proceso no fue ni “democrático ni participativo”.

El Gobierno de Colombia manifestó tristeza por “la cantidad de venezolanos en estado de desesperación que están huyendo de su país”.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, alertó de que su país estudiará junto a sus socios de la Unión Europea las medidas oportunas ante la situación en Venezuela, donde consideró que “no se han respetado los mínimos estándares democráticos”.

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, se mostró “decepcionado, pero no sorprendido, por el hecho de que Maduro siguiera adelante con unas elecciones con profundos defectos para asegurarse su propia supervivencia”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, sostuvo que “más allá de la actual coyuntura política”, “sigue preocupado por la situación en Venezuela ya que hay grandes retos que continúan afectando severamente al bienestar y al sustento de su gente”.

En medio de las críticas externas y las de la oposición venezolana, que ha instado a repetir las elecciones al denunciar irregularidades, la misión del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), acompañante del proceso, instó a reconocer el “resultado de la voluntad del pueblo venezolano”.

Algo que también pidieron los aliados de Maduro, como Rusia, que criticó el “factor externo” generado por el anuncio de “Estados Unidos y otros países de que no reconocerían los resultados” electorales.

Para Irán, los comicios fueron de “gran éxito para la democracia en el país latinoamericano”.

China afirmó que “las partes involucradas deben respetar la decisión del pueblo venezolano”.

Bolivia reiteró que “la derecha latinoamericana”, al cuestionar las elecciones, intenta legitimar una intervención exterior.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó todo su “reconocimiento en este día de victorias” para Maduro.

Según el Consejo Electoral de Venezuela, Maduro resultó reelegido al obtener 6,1 millones de votos en los comicios del domingo, de los 20,5 millones de venezolanos que estaban llamados a las urnas.

Mientras que en Caracas, capital venezolana no se hicieron las protestas en rechazo a un gobierno que no cuenta con el voto popular, complicando aun mas el panorama, el cual de por si es sombrío para un país aislado y arruinado, con una población que soporta la falta de comida y medicinas, el alto costo de vida con un ingreso mínimo que solo da para medio kilo de carne, y el éxodo de cientos de miles.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: