Portugal Fuego
Un poste con señales se mantiene de pie en medio de terreno calcinado en el pueblo de Monchique, en la región de Algarve, en el sur de Portugal, el 6 de agosto de 2018. Servicios de emergencia dicen que continúan combatiendo un masivo incendio forestal en la costa sur del país que amenazaba una comunidad el domingo por la noche. Foto: AP/Javier Fergo. AP

Casi controlado masivo incendio en Portugal


Los bomberos en Portugal estaban hoy a punto de controlar un masivo incendio forestal de cuatro días cerca de una popular zona turística, mientras una ola de calor sigue azotando Europa.

La Agencia de Protección Civil dijo que los bomberos habían contenido 95% de las llamas en las montañas junto a la costa de Algarve, en el sur, aunque seguían temiendo resurgimientos y cambios en los vientos.

La noticia causó alivio entre locales y turistas que se pasaron tensas horas tras la noche del domingo cuando el enorme siniestro pasó a la orilla de Monchique, un pueblo de 2.000 habitantes 250 kilómetros (155 millas) al sur de Lisboa.

Altas columnas de humo se veían desde las famosas playas de Algarve.

Cuando el humo se despejaba el lunes, 13 aviones rociadores de agua, incluyendo dos de Canadá, llegaron al área. Más de 1.100 bomberos fueron desplegados para combatir las llamas.

Cuarenta y cuatro personas necesitaron asistencia médica mientras las llamas pasaron por las afueras de Monchique, una localidad a 250 kilómetros (155 millas) al sur de Lisboa, durante la noche, explicó la Agencia de Protección Civil. Una mujer de 72 años sufrió lesiones graves.

En el resto de Europa seguían sintiéndose los efectos de una ola de calor.

Una foca con orejas se refresca con un cubo de hielo que contiene pescado congelado en el Zoológico de Vincennes en París, Francia, jueves, 2 de agosto de 2018. El aire caliente de África está trayendo una nueva ola de calor a Europa, provocando advertencias sanitarias sobre el polvo del desierto del Sahara y excepcionalmente las altas temperaturas que se pronostica alcanzarán un pico de 47 grados Celsius (116.6 Fahrenheit) en algunas áreas del sur. (Foto AP / Michel Euler)

Una foca con orejas se refresca con un cubo de hielo que contiene pescado congelado en el Zoológico de Vincennes en París, Francia, jueves, 2 de agosto de 2018. El aire caliente de África está trayendo una nueva ola de calor a Europa, provocando advertencias sanitarias sobre el polvo del desierto del Sahara y excepcionalmente las altas temperaturas que se pronostica alcanzarán un pico de 47 grados Celsius (116.6 Fahrenheit) en algunas áreas del sur. (Foto AP / Michel Euler)

En Francia, donde se cerraron temporalmente cuatro reactores por el calor, tres ciudades prohibieron la circulación de los autos más contaminantes por la polución.

Se espera que Francia pase lo peor de la ola de calor el martes, aunque las temperaturas permanecerán altas hasta el jueves.

Tras cuatro días de intenso calor que hizo que los termómetros alcanzasen cifras record en Portugal, sobrepasando los 45 C (113 F), las autoridades lusas prevés que a partir del lunes irán en descenso. La región del Algarve, una región turística del sur cuyas playas son muy populares entre los turistas europeos, no pasará de los 30 C (86 F), mientras que Lisboa se quedará en 33 C (91 F).

Sin embargo, zonas del sur y del noreste del país seguirán en “riesgo extremo” de incendio, según la previsión de la agencia nacional de meteorología.

El descenso del mercurio ayudó a crear condiciones “mucho más favorables” para los efectivos que luchan contra el fuego de Monchique, dijo el jefe del departamento local de bomberos, Abel Gomes, en una conferencia de prensa.

Durante la noche se desalojaron docenas de casas y un hotel próximos a la localidad, que tiene 2.000 habitantes y un popular spa.

Las llamas, avivadas por el viento, avanzaron rápido por los secos bosques de pinos y eucaliptos en una colina bastante inaccesible próxima a las famosas playas de Algarve.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: