Mexico Carabana

Caravana migrante cambia de rumbo, pero mantiene el sueño


MEXICO.-La caravana migrante, que permaneció estacionada en Oaxaca por una semana, continúa avanzando pero con un cambio de rumbo; eso porque sus integrantes cargan con el estigma de no tener documentos y, según el presidente de Estados Unidos, amenazan la seguridad de su país.

“No vamos armados, no vamos con drogas, no vamos con todo eso como él dice”, dice uno de los migrantes.

Desde temprano rehicieron sus mochilas y abordaron camiones; la nueva ruta es pasar por los estados de Veracruz y Ppuebla para, finalmente, llegar a la Ciudad de México.

(“Yo solo le pido a Dios que esto sea para bien y que valga la pena este sufrimiento que hemos pasado ahorita”, dice Gabriela, una migrantes que procede de Honduras.

El sábado en la capital mexicana, la caravana encabezará una manifestación en la Embajada de Estados Unidos para protestar contra la política migratoria del presidente Donald Trump.

“Es protesta simbólica hacia Donald Trump, a la manera de tratar a los migrantes, hacia la militarización”, detalla Irineo, uno de los líderes de la caravana.

En el viacrucis comenzaron más de 1,000 migrantes, la mayoría hondureños, y aunque el número disminuyó, los que quedan no pierden la esperanza y viajan con la ilusión de llegar al norte del Río Bravo.

“Nuestro plan es que queremos cruzar al otro lado, si no ahí, en la Ciudad de México, nos podemos quedar”, dice la migrante Fermina Rojas.

Unos 100 niños también son protagonistas de la travesía. Por un momento, entre juegos y regalos lograron olvidar la incertidumbre de su destino.

“Para ellos el derecho a la felicidad, el derecho como tal, están coartados en su país de origen”, asegura Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Mesoamericano.

El presidente Donald Trump elogió el jueves al gobierno mexicano por “disolver la caravana y evitar una escena gigantesta en la frontera de México con Estados Unidos, y en seguida el gobierno mexicano respondió.

“Presidente Trump: si usted quiere llegar a acuerdos con México estamos listos. Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones”, expresó el presidente Enrique Peña Nieto.

El Instituto Nacional de Migración ya ofreció a los indocumentados tres salidas legales: una visa humanitaria, una visa de tránsito o una solicitud de asilo y refugio, pero afirman que nada los va a parar en la búsqueda del sueño americano.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: