Hospital Haitiana

Que Ironía


Ysela 1

En los últimos meses, un grupo de dominicanos, entre los que se encuentran periodistas y comunicadores estan alarmados, muy preocupados por la invasión masiva de nacionales haitianos. Aunque el tema migratorio de sus vecinos más cercano, no es nada nuevo, no deja de ser un grave problema, que atenta sin lugar a duda con la patria de Duarte, Sánchez y Mella, muy lejos de los intereses de quienes les han gobernador en los años recientes y actualmente dirigen los destinos del país.

Algunos hablan de traición a la Patria por parte de la clase política dominante, otro se refiere de Ironía de la vida, es el caso del periodista Ricardo Santana, quien a traves de su cuenta de Facebook destaca como las mujeres haitianas en estado de gestación acaparan los centros de salud.

En el día de ayer, de 20 camas que tiene el Hospital de la Mujer, Maternidad de Santiago, Doña René Klang de Guzmán, 16 estaban ocupadas por parturientas haitianas, mucha de ellas traficadas desde Haití en las últimas 72 horas para tales fines. Mientras la mayoría de las embarazadas dominicanas que visitaron ese centro materno para parir estaban sentadas en incómodos bancos y acostadas en el piso.

Haitiana Parturientas
El colega periodista sigue reflexionando y asegura que la historia parece que se repite, cuando Haití invadió a República Dominicana en 1822, en el país habían tres Liceos públicos, dos en Santo Domingo y uno en Santiago, los invasores haitianos prohibían a los hijos de dominicanos estudiar en esos centros escolares, porque estaban reservados para educar a los niños y adolescentes pobres y de clase media baja de su país.

Ninos Haitianos

Sin embargo, los ricos y los invasores enviaban a sus hijos a estudiar a Francia y a otras naciones, y termina la cita. VIVA LA PATRIA.

Y no es para menos la realidad es que el territorio dominicano se encuentra copado de nacionales haitianos, que más que una carga económica significativa, representan una peligro latente en la soberania nacional.

El presidente del Grupo Puntacana, Frank Rainieri, reveló que coordina con la Dirección General de Migración acciones para resolver el problema de los haitianos ilegales en la zona. Se mostró de acuerdo con que no se contraten extranjeros que no estén regularizados y aclaró que el sector hotelero no emplea ningún extranjero que no esté legal.

“Nosotros tenemos extranjeros trabajando, tenemos haitianos y tenemos de otras nacionalidades, pero están regularizados, nosotros no contratamos a nadie que esté ilegal porque seguido lo inscribimos en la Seguridad Social y en la Tesorería de la seguridad Social”, dijo Rainieri.

Dijo que lo que más le preocupa es la arrabalización que tienen los haitianos en la zona, “tenemos una arrabalización más que importante, delicada de nacionales vecinos y de otros países, el sector hotelero es uno de los más regulados de todo el país, nosotros no podemos darle entrada a ningún extranjero ilegal, nosotros no empleamos ilegales”, enfatizó el empresario.

Culpó al sector construcción de la presencia masiva de haitianos “y esta parte nosotros no la regulamos y es por eso que aquí en la zona hay muchos”. “Tenemos una invasión silente importante en la zona”, consideró.

Presidente Medina anuncia nuevas medidas para proteger la frontera con Haití

En marco de su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, el presidente Danilo Medina, anunció nuevas medidas para proteger la frontera de República Dominicana con Haití, luego de afirmar que para un país ser soberano debe cuidar sus fronteras.“Somos un pueblo abierto, y eso no va a cambiar… receptor y emisor de migrantes, y eso tampoco va a cambiar”, indicó el mandatario antes de enumerar las medidas que pondrán en marcha en la frontera.

El presidente Medina afirmó que hay que tener una frontera íntegra por mar, tierra y aire.

Danilo Medina 1 800x450 800x445

Indicó además que “para ser buenos vecinos es necesario tener claro donde empieza una casa y donde termina la otra”.

Por lo que anunció que a partir de este  2018 van a redoblar los esfuerzos de los últimos años para proteger la frontera, lo que incluirá, entre otras medidas, adicionar 900 soldados de las fuerzas de seguridad.

Indicó que los soldados  estarán sujetos a medidas estandarizadas para evitar cualquier mala práctica.

“Sumaremos de inmediato 50 nuevos vehículos a los que se le sumarán 3 helicópteros y 40 vehículos más en el mes de mayo” dijo.

El mandatario informó además que serán desplegados una flotilla de drones, los cuales desde hace dos meses que están haciendo labores de reconocimientos, con resultados favorables.

Indicó que se podrá en marcha también un sistema de cámaras de video vigilancia con la misma tecnología que utiliza el sistema 911 y dependerá del Ministerio de las Fuerzas Armadas.

“No solo combatiremos el transito ilícito sino también la mala práctica en la frontera” expresó.

MINISTRO DE DEFENSA Y REFUERZO DE LA FONTERA

El ministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem, informó que ya el plan de protección de la frontera comenzó, por lo que esa franja que divide a República Dominicana de Haití está totalmente resguardada.

Ministro Defensa
Paulino Sem aseguró que la República Dominicana lleva 174 años como país independiente y libre, lo que será mantenido por las Fuerzas Armadas de la nación. Precisó que existen tres brigadas de soldados en la frontera, en la que cada una cuenta de 1,500 miembros, a los que se suman 900 por orden del presidente, Danilo Medina, con lo que ahora totalizan 5,400.

Destacó la tecnología que se utiliza a lo largo de la franja fronteriza, como cámaras de videovigilancia, drones y otros equipos de reacción que implementa el Ejercito de República Dominicana.

No es noticia para nadie que la entrada furtiva y sin control evidente de ciudadanos de otra nación, en este caso la haitiana, comporta la idea de lucramiento por uniformados, civiles y más.

Haiti Frontera

La dura realidad es que ellos entran mediante acuerdos informales pero efectivos entre bandas haitianas y dominicanas que involucran a militares destacados en la frontera.

Las consecuencias son una población itinerante de haitianos repartida por toda la geografía nacional, un grave peligro para niños de corta edad y jóvenes, expuestos a un viaje riesgoso y costoso, echados finalmente a una acera con una mujer que ya no es solo pedir limosnas en las vías públicas y muchachos, algunos ya adolescentes, durmiendo donde les llegan la noche y el sueño.

Acusaciones, reiteradas y renovadas de tráfico humano, especulación con su presencia, sustitución de empleos de la pobreza en medio de una recesión evidente que mantiene hasta pirateando en sus carros, de noche, a la clase media, y el riesgo de saturación con el consecuente y probable colapso de los servicios sociales, deteriorados, pero necesarios, y todo, que está obligado a garantizar el Gobierno a la población en general.

La pequeña carga de veneno contra el país por gente interesada trapasa ya la frontera, se más allá con interes marcado, que evidencia como peligra de nuevo la soberania nacional.

Pero además, la osadia, desafiante, de un grupo de Haitianos que izó la bandera de su país al lado de la estatua del patricio Juan Pablo Duarte, en la tierra de las mariposas, Las Hermanas Mirabal, Salcedo. Los haitianos legaron al parque en un autobús amarillo, encendieron un radio con bocinas potentes y comenzaron a danzar.

La acción ocurrida a principio del mes pasado enfadó y causó furia entre los dominicanos que estaban en el área, uno de los cuales tenía una pistola y advirtió que si los extranjeros “intentan quemar la bandera dominicana, aquí ocurrirá una desgracia”.

Salcedo

“Gracias a Dios que esos haitianos no quemaron la bandera, porque si lo hubiesen intentado, en Villa Tapia iba a ocurrir una desgracia. Aquí, cerca del negocio mío habían personas que solo estaban esperando eso. Es más, un señor agarró su pistola y solo se quedó observando la situación. Por suerte, esa gente solo cantó, vociferó cosas, bailó, colocó su bandera junto a la dominicana, frente al busto de Duarte, dijo algo en su idioma y se fue después de una hora”, dijo una comerciante que pidió reserva de su nombre.

Una pareja de esposos calificó como “una provocación” la acción de los haitianos, “que se han tomado este territorio como si fuera suyo, a tal extremo que en los alrededores del centro de la ciudad hay asentamientos y barrios haitianos que ya sobrepasan los 500, lo que se ha estado convirtiendo en un fuerte dolor de cabeza para los domincianos de esta zona”.

Se quejó de que los haitianos que viven en esta ciudad son violentos. “Por eso muchos dominicanos no se atreven a denunciar las fechorías que a dirio comete esa gente”.

“Villa Tapia se está haitianizando cada vez más, y lo peor de todo es que las autoridades no dicen ni hacen nada al respecto”, dijo a El Nacional el comerciante José Alberto Rodríguez.

El Nacimiento de Haitianos en RD es Alarmante

En dos reportajes firmado por Doris Pantaleón, el Listín Diario publicó en las primeras páginas de sus ediciones en los días 4 y 5 de enero del presente año, unas preocupantes estadísticas sobre la proporción de parturientas haitianas que están alumbrando en los dos principales centros de maternidad de la Capital dominicana; la Maternidad de San Lorenzo de los Minas y la de Nuestra Señora de la Altagracia.

De 20,926 nacimientos que se produjeron en esos dos hospitales públicos, 5,757 correspondieron a madres adolescentes, y de estas, 5,202 fueron madres haitianas. En resumen, el 99% de las parturientas extranjeras atendidas fueron haitianas. Las cantidades representan entre un 27 y un 28% de todos los partos registrados en estos hospitales.Haitianas Superaron Indices Natales En Las Maternidades

En los reportajes queda claro que la proporción de parturientas haitianas se incrementa en otros hospitales del país, en los cuales puede llegar hasta el 80% de todos los nacimientos, especialmente en los centros de salud de la zona fronteriza.

La atención que reciben las haitianas parturientas es un acto de humanidad que nuestros centros de salud no pueden negar a ninguna mujer, o otro ser humano que lo requiera, no importa su nacionalidad. El problema es que las autoridades a quienes les corresponde el control migratorio no hacen su trabajo en forma eficiente y las embarazadas a punto de parir, siguen atravesando la frontera común para atenderse gratuitamente en nuestros hospitales. Al parecer, se siguen produciendo los “tours de parturientas”, en los que se cobran gran suma de dinero , y que hace unos meses fue denunciado y en ese momento, produjo algunos operativos de las autoridades para detenerlos.

Haitianos Salud Maternidad

Según esta y otras publicaciones, en el año 2016, el sistema de salud dominicano hizo una inversión de 3,000 millones de pesos en atenciones ofrecidas a pacientes haitianos en sentido general. Es obvio que una gran parte de este monto se destinó al costo de los partos de las mujeres de ese país, el cual se hace en forma gratuita, ya que no cuentan con seguro médico y menos, con dinero en efectivo para costearse los gastos.

Este fenómeno, no solo es preocupante por la carga económica que significa para el presupuesto de salud, en igual forma, significa otro ingrediente demográfico negativo que incrementa descontroladamente la presencia haitiana en nuestro territorio. Lo más lógico es deducir que la mayoría de estas madres no regresan a su país después de parir, sino que permanecen aquí con sus crías, engrosando la indigencia en las esquinas de nuestras calles, mientras exigen la dominicanidad de ellas y sus criaturas.

A pesar de que los centros de salud dominicanos que asisten a estas parturientas llevan y ofrecen los datos de un correcto control de las mujeres haitianas que asisten, aportando el dato preciso de la magnitud del problema, tanto de su costo como de su cantidad, no parece tanto el esfuerzo que se hace para detenerlo. El problema parece incrementarse cada año. El número de niños haitianos y adultos parece cada vez mayor.

La magnitud de la avalancha poblacional haitiana, que en esta y en cualquier otra forma se desplaza al territorio dominicano, ¿rebasa la capacidad de control de las autoridades? ¿Están bien conscientes nuestras autoridades de la gravedad de este problema y sin embargo, permiten su continuidad? ¿Responde el Estado dominicano a presiones internacionales para ser permisivos con la inmigración irregular haitiana? ¿Quién o quienes se benefician con este flujo incontrolado de haitianos a nuestro territorio?

La periodista concluye, la cual compartirmos con ustedes: Salvo la primera interrogante, a la cual se puede responder afirmativamente y sin ninguna duda, es inquietante tener que hacerse interrogantes como las demás y no encontrarles respuestas tranquilizantes que nos impidan hacer una deducción muy preocupante y no menos evidente; la dominicanidad está seriamente amenazada.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: