Anuncios

Próximos congresistas de ultramar deben marcar la diferencia

Por Freddy P. Galarza

FOTO DE FREDDY PARA MEDIOSNUEVA YORK.- Los dominicanos emigrados tenemos por segunda ocasión la oportunidad de elegir el 15 de Mayo a los siete legisladores que nos representarán en el Congreso Nacional.

Aún no es visible el resultado del trabajo hecho por los actuales diputados que fueron electos por el voto popular en las pasadas elecciones del 2012, que pudiéramos sentirnos satisfecho de su gestión.

En principios, fuimos de los críticos de la aprobación de la ley que concedía a los dominicanos de ultramar las posibilidades de tener representación en la cámara baja del congreso por variadas razones, entre estas, la forma en que algunos de ellos fueron impuestos por su partido, personas desconectadas de su comunidad y sin ningún liderazgo que se les pueda atribuir.

La ley 136-11, que otorga siete diputaciones a los dominicanos residentes en el exterior aprobada el siete de junio del 2011, es un hecho sin vuelta atrás que les permite, por los menos a los criollos la opción de elegir y ser electo

Lo que podría estar en juego ahora es a quién vamos a escoger el próximo 15 de mayo cuando se celebren las elecciones generales en el país y el exterior con una amalgama de precandidatos de variados colores políticos, algunos pocos conocidos en la circunscripción #1, que incluye la ciudad de Nueva York.

Sería un gran error de la comunidad dominicana darles de nuevo su voto a candidatos políticos cuyos partidos están en total vía de descomposición, corrompidos y llenos de tránsfugas en busca de oportunidades personales.

La esperanza del dominicano luego de la creación de la ley es tener congresistas serios, honestos, anticorruptivos, que dejen de usar el dinero del pueblo en francachelas, que sean capaz de rechazar el barrilito, cofrecito como uso para la politiquería personal.

Que vayan al congreso dominicano con una agenda identificada con los mejores deseos de la mayoría de los compatriotas, que por múltiples razones han tenido que emigrar a diversos destinos en busca de los que no han logrados en su amada patria.

Que nuestros legisladores de ultramar sean ejemplo a seguir, que se conviertan en la diferencia, que no sean corrompidos por el dinero y sobretodo, tomar decisiones siempre que favorescan a sus comunidades y al país.

freddy.galarza@yahoo.com

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: