Nuevo método interventor


Mi Ventana Óptica

El presidente del Tribunal Constitucional, doctor Milton Ray, aseguró que los golpes de Estados tienen una nueva modalidad hoy día, consistente en debilitar la institucionalidad de países pequeños, por parte de naciones poderosas.

Lo expresó en New York, durante un Seminario sobre la Constitución, en el Comisionado Dominicano de Cultura. Y esto se expresa con más claridad, cuando grupos al servicio de intereses imperiales torpedean la Soberanía.

Como las asonadas militares ya no tienen cabida, envían interventores, disfrazados de Derechos Humanos, para llevar a cabo la nueva modalidad de subyugar a los pueblos, e imponerles reglas acorde con sus intereses geopolíticos.

De nada sirven explicaciones de nuestra diplomacia en foros internacionales. El plan está montado, y cuentan con personeros como José Miguel Vivanco, abogado chileno, al servicio de Human Rights Watch, un ex servidor de Pinochet.

El anuncio de que la OEA irá a vigilar las deportaciones de indocumentados al país, es otra grosera intromisión, y violación a nuestra Constitución, y su ordenamiento que establece la no intervención en asuntos internos de Estados miembros.

Esta institución, como la ONU, han caído en tal descrédito, que cualquier país con dignidad se avergüenza de pertenecer a ellas, prestándose para planes perversos contra la determinación de países soberanos, respondiendo a dictados de potencias.

Hace tiempo que dejaron de jugar su rol de defender la democracia y libertades de los países afiliados, y por el contrario, se dedican a intervenirles sus Soberanías y derechos constitucionales, como a República Dominicana, en 1965.

En lugar de pretender unificar a Haití con República Dominicana, dos naciones diametralmente opuestas en lo racial, idioma, religión, costumbre y cultura, deberían probar con países del Caribe, que sí, tienen afinidades entre sí.

Eso evidencia su ensañamiento contra los descendientes de tainos, españoles y Diego de Ocampo. Un plan viejo, que tiene como aliados en el país a políticos, militares, y empresarios corruptos para su ejecución.

Empresarios, que por obtener mucho dinero, les niegan el derecho a trabajar al dominicano contratando manos de obra barata. Su ambición nos mantiene bajo este vulgar acoso internacional. Por eso, les recordamos las sentencias del patricio:

“Nunca me fue tan necesario como hoy, el tener salud, corazón, y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón, conspiran contra la salud de la Patria”. “Trabajemos, trabajemos sin descansar, no hay que perder la fe en Dios, en la Justicia de nuestra causa, y en nuestros propios brazos”.

“Vivir sin Patria, es lo mismo que vivir sin Honor”. “Los enemigos de la Patria, por consiguiente, nuestros, están todos muy acordes en estas ideas, destruir la Nacionalidad, aunque para eso sea preciso aniquilar a la Nación entera”.

“Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctimas de sus maquinaciones”. “Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera, o se hunde la Isla”.

Dominicanos, “por desesperada que sea la causa de mi Patria, siempre será la causa del honor, y siempre estaré dispuesto a honrar su enseña con mi sangre”. “Entre dominicanos y haitianos no es posible una fusión”. No es la cruz el signo del padecimiento, “es el símbolo de la redención”. !Duarte lo sabía!.

 

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: