Anuncios
Alejandro Almanzar 400x400 1

Mi Ventana Óptica La caída del fiscal

Por Alejandro Almánzar

Buenos funcionarios de la ciudad de New York, han debido abandonar sus cargos, por situaciones bastantes engorrosas, el más reciente es el relativo al ex fiscal, Eric Schneiderman, quien renuncio, al ser acusado por dos damas de agredirlas.

 

Un acontecimiento que sorprendió, a quienes conocimos el accionar de este ilustre ciudadano, que a pesar de la forma en que abandona la Fiscalía, dejó el sello del funcionario preocupado por el respeto a los derechos de los demás.

 

Su preclaro accionar en dicha institución hace “imposible” creer ese comportamiento, porque al hombre que conocimos, fue al servidor correcto, decente, dispuesto a echar los pleitos necesarios, para hacer prevalecer la justicia y la buena convivencia.

 

Entregado en cuerpo y alma a defender a los débiles, enfrentando la injusticia, de donde proviniera. Su caída de la manera más inverosímil alegrará a aquellos que se apartaron de la ley y la razón, a quienes hizo castigar por sus malas acciones.

 

Y tienen razones de sobra para brindar y celebrar su caída, pues tan sólo con saber que enfrentó al sector más descarnado que lo constituye los dueños de edificios de apartamentos, quienes hasta su llegada a ese cargo hicieron con el inquilino lo que les dio la gana, aumentando la renta y desalojándoles antojadizamente.

 

Sobre todo, aquellos que dejó en Cortes, respondiendo por abusar de la gente que trabaja, para tener que dejárselo todo, por apartamentos abandonados, descuidados, donde en época de frío, sus ocupantes tienen que vivir forrados de pie a cabeza, para amortiguar las bajas temperaturas.

 

Contra esos abusos, luchó el ex fiscal Schneiderman, y por eso, aunque deploramos su accionar frente a esas damas, si es cierta dicha especie, lo menos que podemos decir es que lamentamos profundamente este hecho nos haya arrancado a uno de los fiscales más entregado a defender las mejores causas.

 

Desde que llegó a su puesto, se reunía con periodistas hispanos, para a través de ellos, hacerles saber a quienes viven en este Estado, de que sus derechos estaban garantizados, que nadie temiera denunciar abusos por su situación migratoria.

 

Tal fue el caso de empleadores abusadores, sometidos por esclavizar a personas, aprovechándose de su status migratorio. En la Fiscalía, colocó un buzón para recibir denuncias anónimas de cualquier persona que sintiera violados sus derechos, a la que le daba seguimiento, y sometía a los culpables.

 

Los Estados Unidos tienen una recia institucionalidad, donde la continuidad del Estado no está en tela de juicio, porque se cambie un funcionario por otro, pero esperamos que su sustituto continúe y refuerce esa política ejecutada por el fiscal caído.

 

Su salida deja un mal sabor, pues nadie quisiera perder funcionarios preocupados por el bien de los demás, si cometió estos hechos, no somos quienes para juzgarlo, pero de sus buenas acciones siempre viviremos agradecidos, ojalá, su caída no haya sido patrocinada por esos intereses que en el ejercicio de sus funciones afectó.

 

Nuestras mujeres no pueden menos que ser amadas, respetadas y consideradas, y es deber de todo ciudadano evitar tocarlas ni con el pétalo de una flor, esperamos todo se trate de una confusión, que pueda ser debidamente aclarada, y su imagen siga siendo tan limpia, como su accionar en la Fiscalía, defendiendo a los ávidos de justicia.

Twitter, @alexalma09 

alex15958@hotmail.com 

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: