Anuncios

Mi Ventana Óptica El refugio Nazi

Por Alejandro Almánzar

Los instrumentos de las dictaduras, encontraron tan buenos refugios, que el tiempo pasó sin que el brazo de la justicia los alcanzara. Ejemplo, los de Trujillo, se desplazaron por Estados Unidos y Europa, viviendo bajo la impunidad.

Igualmente insólito es, que los discípulos de Hitler, de aquella Alemania, de la Segunda Guerra Mundial, a pesar de tan horrible baño de sangre, se esfumaron, y 73 años después, es cuando son reclamados para enjuiciarlos.

Tarde, las autoridades alemanas intentan ubicar a sicarios, que al servicio de la crueldad, cometieron los más aterradores asesinatos, en los llamados Campos de Concentración Nazi, contra todo aquel que repudiaba al régimen.

Tan tenebrosa maquinaria, que el cabecilla no soportó el peso de la sangre, y decidió suicidarse, el 30 de Abril, de 1945, al sentirse rodeado por tropas soviéticas. Pero como los dictadores siempre han tenido sus tentáculos en los supra poderes terrenales, estos sanguinarios pudieron evadir la persecución, aunque no así la condena de la historia.

Los criminales al servicio de Trujillo y Hitler, contaron con manos protectoras, y gobiernos cómplices, para pasearse libremente, sólo cargando con el peso de su conciencia. USA, ha sido el principal refugio para estos prófugos desalmados.

Muchos llegaron con identidades falsas y adoptaron nuevos estilos de vida. Pero como nada queda oculto bajo el Sol, algunos nombres de estos siniestros personajes han ido saliendo a la luz, y el gobierno los ha entregado en extradición.

Pero muy tarde, pues están viejos, inhabilitados para responder judicialmente, y los alemanes deberán conformarse con que la justicia venga de arriba, o que estos, carguen con ese Karma, que los perseguirá durante reencarnaciones.

Donde el fantasma de la Gestapo, los persiga por doquier, mientras tengan conciencia de existencia. El gobierno norteamericano extraditó recientemente a Jakiw Palij, enfermo, y con 95 años, sin facultad para enfrentar un juicio.

Este angelito, llegó jovencito aquí, donde se mantuvo oculto, es acusado de participar en la muerte de 7000 judíos, siendo guardia voluntario. Muchos viven en la clandestinidad social, disfrazados de lobos mansos, siendo hienas.

Algunos se entregaron a las bebidas y drogas, para amortiguar su carga. Estos se repartieron por Europa, donde algunos calaron posiciones políticas. América Latina, también fue su refugio, incluyendo República Dominicana.

Cuestionables es, Alemania esperara tanto tiempo para salir tras la caza de los que juntos a Hitler asesinaron y torturaron, cuando ya llegaron a la vejez, viviendo sólo con la zozobra que produce cometer tantas atrocidades.

Alemania no dispone ni de imágenes reales de esos individuos, porque las últimas fotos que poseen son de 1955, las cuales el paso del tiempo ha alterado. Hitler quemó muchos documentos, que comprometían a su maquinaria criminal, pero eso no debió ser motivos suficientes para que estos se esfumaran sin dejar rastros.

Es vergonzoso, que con el suicidio de Hitler, en el Búnker, el 30 de Abril, de 1945, y partes de sus secuaces genocidas, quedara resuelto el asesinato de quienes sólo reclamaron el derecho a vivir en paz, mientras los ejecutores andan libres.

¿No eran alemanes los de la Gestapo? ¿No poseían registros de identidad? ¿No supo la autoridad dónde se refugiaron? Y si lo sabía, ¿Esperó ya no fueran enjuiciables? ¿Y las “Noches de los Cuchillos Largos” del 2 de Agosto, de 1934? Bien, gracias.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: