Anuncios

¿La OEA en mano de quién?

Mi Ventana Óptica

Por Alejandro Almánzar

La OEA fue puesta en mano de alguien que ignora lo que ésta significa, quien al parecer, ni siquiera se hace asesorar antes de emitir un juicio, pues aunque el señor Luis Almagro desmintió lo dicho por CNN, su primer pronunciamiento sobre la crisis dominico-haitiana lo descalifica como mediador.

Poniéndosela fácil a quienes se empeñan en destruir la dominicanidad, tomó partido a banda, como decimos popularmente. Eso lo convierte en un juez prejuiciado, sin la más mínima condición moral para juzgar imparcialmente.

Se une al gobierno haitiano, y a quienes repiten mil veces sus mentiras, buscando convertirlas en verdad, con el único propósito de poner de rodilla nuestra Soberanía. Esa sucia campaña la sustentan con estos titulares capciosos:

“Sentencia deja apátridas a miles de dominicanos”. “TC desnacionalizó a ciudadanos”. “Quitan ciudadanía a hijos de extranjeros”. “La JCE les quita Actas de Nacimientos a hijos de extranjeros. “Sentencia deja en un limbo jurídico a miles de dominicanos”.

Es el reflejo de la infamia hecha noticias, que no buscan otra cosa que bajarle la moral al país. Acondicionando el terreno para que Holanda, Canadá, Francia y España se ceben con la nación de Duarte, y sigan indiferentes ante Haití.

Quienes con infamias, tienen convencido a medio mundo de que somos los más indolentes de la tierra. Y con Luis Almagro de su parte, es como el plan perfecto para robarnos la nacionalidad construida a sangre y fuego.

Hemos reiterado, que la Sentencia 168/13 sólo ratificó otra de 1929, referente a la nacionalidad. Que vino a poner regla en una inmigración desordenada. No deja a nadie apátridas, puesto que todo el nacido desde 1929 de padres ilegales, sólo tienen la patria de sus descendientes.

Que a hijos de haitianos, su Constitución, en el Artículo 11, les garantiza la patria de sus descendientes. No quita ninguna ciudadanía, pues a nadie se le quita lo que nunca ha tenido. Los peores enemigos de los haitianos son los que se dicen sus amigos.

Esos, que intentan hacerlos dominicanos para evitar estos lleguen a sus territorios, si no, investíguese lo pasa con ellos en países del CARICOM, donde al pisar esos territorios, los encierran en jaulas, como si se tratara de animales peligrosos.

Como la verdad se impone y perdura por siempre, el mundo terminará convencido de que racistas son, los que les cierran las puertas a los haitianos por su condición de negros y pobres. Xenófobos son, aquellos que buscan cargar sus responsabilidades con ellos, en los quisqueyanos.

Indolentes son, quienes después del terremoto se han hecho los locos, y no les han enviado las ayudas prometidas cinco años después. Discriminadores son, los que sólo se acuerdan de Haití cuando deciden conspirar contra una nación libre, independiente y soberana, que nunca ha agredido a nadie, y que tampoco se dejará agredir.

La OEA y quienes con editoriales tremendistas buscan desestabilizar nuestra patria, juegan con candela. Ningún diario anglosajón ha editorializado reclamando a esa comunidad internacional que lleve soluciones reales a Haití. Tampoco repudiando, que como solución a sus males, les enviaran una ocupación militar.

Pronto la luz resplandecerá, y el mundo sabrá quiénes son los verdaderos racistas, discriminadores y anti haitianos. Sabrá, que los dominicanos somos los únicos solidarios con ellos.

 

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: