Anuncios

Ex pobres mal contados en la ONU

Luis Alfredo Collado

Luis Alfredo Collado

Recién, en la Organización de las Naciones Unidas, el Ministro Administrativo de la Presidencia José Ramón Peralta, dijo que 788,000 personas han salido de la pobreza en el país. En el mismo lugar el embajador Frank Cortorreal había indicado que eran 534,139 los que ya no son pobres.

Ambos se lo atribuyen a las políticas de desarrollo social que ejecuta el gobierno de Danilo Medina.

Peralta, informó que el Presidente ha realizado 116 visitas sorpresas, las que de acuerdo a sus planteamientos han cambiado el rostro de la gente.

Con respecto a estas cifras o miente uno, o mienten los dos. Y si tomamos como referencia a los pueblos de La Sierra, ahí es donde “la puerca retuerce el rabo”. En esta zona nadie ha salido de la pobreza por una iniciativa gubernamental.

Aquí hemos visto cinco visitas sorpresas que realmente han traído recursos, pero a grupos que poseen medios de producción o más bien son la élite económica de estos campos.

El Presidente realizó una visita a los productores de casabe de Monción. Esos tienen capacidad instalada y mercado seguro en el país y en el extranjero, así que muy pobres no son. Visitó a los caficultores de Juncalito y Sabaneta, dueños de terrenos y cafetales, exportadores en muchos casos. Otra visita a los ganaderos, un sector que no necesita que el gobierno le cambie el rostro. También fue a Botoncillo donde le llevó un botín a empresarios para una empacadora de frutas y vegetales, que dicho sea de paso hasta el sol de hoy, nadie sabe qué ha pasado con eso porque aún no han empacado el primer mango serrano.

En La Sierra, ha habido un chorro de millones de pesos para beneficiar a empresarios campesinos, no para beneficiar a los obreros y “echa días” que son los que necesitan salir de la pobreza, esos no pueden organizarse como ganaderos porque no tienen vacas, no se organizan como caficultores porque no tienen tierras ni café, no se organizan en nada porque no tienen nada.

La desigualdad social es tan cruel en estas lomas, que los más pobres están abandonando sus hogares y se están estableciendo en los pueblos formando cordones de miseria porque en las áreas rurales no encuentran oportunidades para sobrevivir.

No dejes que yo le cuente, haga un recorrido por la Cordillera Central, en las partes alta y baja, para que vea la cantidad de casitas abandonadas, iglesias y escuelas cerradas.

Nadie puede negar el impacto que genera ver al Presidente de la República abrazando a una anciana, un agricultor, cruzando una alambrada en el campo, o comiendo apio con arenque fuera del Palacio. Eso es único y no se había visto en el país.

Pero tampoco nadie puede negar que las visitas sorpresas son un instrumento de populismo y propaganda gubernamental para magnificar proyectos simples de aplicación cosmética cuyo efecto ha dado muy buenos resultados en cuestión de imagen, aprobación y hasta de reelección.

Autor: Luis Alfredo Collado

Luisalfredo.collado@gmail.com

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: