Emma Uasd

Emma hostigada por el egoísmo y la mezquindad


Escrito por: Enrique Cabrera Vásquez (Mellizo).

“Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.” (José Martí).

San Pedro de Macorís,,RD.- No ha valido que más del 90 % de la matrícula de ex rectores le haya endosado su respaldo, cuya decisión en cada jornada electoral ha sido crucial en los resultados finales de votación. No ha valido que la suma de ese prestigio de autoridad moral de la academia más vieja del Nuevo Mundo haya anunciado de manera pública y solemne que apoya sin reserva la candidatura a rectora de la maestra Emma Polanco Melo. No ha valido su limpia hoja de servicio, entrega sin dobleces a causas nobles y vocación denodada a la docencia.

Todo es despreciado e ignorado adrede desde litorales irracionales y sectarios interesados en evitar bajo cualquier escenario y circunstancia, y con agresividad ex profeso, que ella alcance la máxima autoridad de la academia. Solo la mezquindad y el egoísmo pusilánime podría ensañarse contra una mujer de condiciones y virtudes acrisolada como la que ella encarna; ella tan genuina, autentica, diáfana y transparente en su conducta de vida; que, apoyada en su peculiar esfuerzo, conducta de bien y probada capacidad profesional se ha lanzado al ruedo competitivo en aras de convertirse en la primera mujer en llegar a ser rectora de nuestra histórica Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Las mentiras, calumnias, rumores maquiavélico, provenientes de seres malvados, así como los denuestos a que ha sido sometida en las últimas semanas, y que se irán acrecentando en la medida en que se acerca la fecha de las votaciones, han puesto de manifiesto un odio visceral emanado de un machismo anacrónico y cobarde. Incluso distorsionando situaciones fuera de su contexto para contaminar el empuje de su candidatura. No hay reparos ni escrúpulos en el concierto de felonía puesta en marcha de parte de los interesados en cerrarle el paso hacia el triunfo. Sus antagónicos insisten en sus agravios procurando socavar sus posibilidades electorales.

No hay código de honor que valga ni principios éticos consagrados a respetar, para ellos “el fin justifica los medios”; sus ansias desmedida de poder está por encima de cualquier canon establecido, es lo que le importa y debe prevalecer, aunque tengan que pisotear el historial de lucha, sangre, combatividad, heroísmo, martirologio y principios pluralista en que se ha fundamentado la UASD como laboratorio ejemplar del ejercicio democrático en República Dominicana. El despotismo ruin enseña sus garras espeluznantes para intimidar, amenazar, acechar, perseguir, hostigar, presionar, y chantajear con toda perversidad y maledicencia posible, en su afán patológico de interponerse ante el sentir creciente del momento en la Universidad Autónoma de Santo Domingo: Emma rectora 2018-2022.

La candidatura de doña Emma muestra la particularidad de su condición profesional, pues, nuestra UASD amerita en estos momentos de una gerencia administrativa en consonancia con la realidad que vive el mundo de hoy. Necesitamos un liderazgo moral que ponga énfasis en valores éticos; una UASD transparente, incluyente, democrática, pluralista, responsable y decente. Una UASD de propuestas de cara a las necesidades sociales y humana del país. Que valorice la condición humana. La solidaridad humana. Que vea en cada uasdiano un compañero, un amigo, un hermano. Que importantice la dignidad humana. Una UASD de todos y para todos donde se respete el espacio ganado por cada uno desde ámbito transparente y competitivo.

La crisis ética y moral; de confianza y de autoridad que flagela el país, se ha extendido a la UASD. Por sus predios camina a pasos agigantados una cultura de individualismo y oportunismo protagónico. Frecuenta un ambiente de hipocresía, simulación, falsedad, ingratitud, traición y ambición desbordante. La desvergüenza se exhibe a sus anchas. Malévolos agazapados luchan por alcanzar una posición publica no para servir con honradez y honestidad sino para acumular riqueza con rapidez; practicar el robo, la delincuencia, la corrupción y el nepotismo desde posiciones de poder sin sopesar las consecuencias de tan bochornosa y deplorable inconducta. La inescrupulosidad permea la conciencia de los codiciosos cuyo único objetivo es devorar la UASD vista como espacio personal para alcanzar privilegiado sitial de riqueza. Es la cultura de la acumulación per se lo que está presente en su estrategia de vida. Solo eso le importa e interesa.

En un país cuyo exhibicionismo teórico satura el escenario social y electoral con propuestas propositivas las cuales parten en la mayoría de los casos de competencia por reducido espacio sociales, y con una pequeña burguesía fatua interesada en demostrar su presunto nivel intelectual; que ha leído y está actualizada; enseñar su ascendencia de clase y procedencia de abolengo en contraposición con un conglomerado que lee cada vez menos; donde pululan innumerables académicos analfabetos e incultos, sin vocación por la lectura, atrapados en la inmediatez globalizada, empuja a muchos votantes a centrar su atención en las imágenes, en la figura, en la persona; en las condiciones y carisma de los que compiten. Todo transcurre en un escenario sui generis.

Se posee mucha información a media, manipulada, distorsionada, disgregada, sesgada. La mayoría de los programas y discursos de los candidatos se quedan en su mismo vuelo sin cumplir su objetivo estratégico. Por lo que la personalidad y el carisma de la candidata o candidato representa el mayor atractivo de la competencia.

Es de público conocimiento que en los torneos electorales los candidatos contratan técnicos, asesores y especialistas para que le hagan discursos, les elaboren programas a presentar y le pre fabriquen una imagen apropiada para la competencia. La imagen de la personalidad del candidato representa más de la mita parte del camino electoral a recorrer. Y dentro del escenario de la UASD doña Emma Polanco está a la vanguardia. Tiene carisma, atractivo, es asequible, de trato humano y directo. Sus condiciones personales sobresalen con una claridad descifrable.

…”Pero las cualidades esenciales del carácter, lo original y enérgico de cada hombre, se deja ver desde la infancia en un acto, en una idea, en una mirada”. (José Martí).

Históricamente cada candidato que ha ganado la rectoría de la UASD ha estado signado por coyuntura concreta inalterable. Cada aspirante a tenido su momento; y en este sentido por más esfuerzos y recursos que se utilicen para tratar de variar el curso de los acontecimientos constituiría un desatino a lamentar. Emma reúne el perfil del liderazgo que necesita la UASD en estos momentos para salir airosa de la crisis que desde hace varios años la ha venido castigando.

La UASD de hoy padece una crisis de autenticidad, de confianza, marcada por la apostasía de su propia historia y aportes. Por el distanciamiento de posiciones de principios. Hay una baja autoestima. Se siente vergüenza enarbolar banderas que otrora representaban postulados de decencia, éticos y morales. Merma la ideología del decoro por la patria. El clientelismo, el oportunismo, el arribismo y el treparse en posiciones de mando ha venido sustituyendo la vocación de sacrifico en aras de una universidad que siempre se merece lo mejor de sus hijos.

La frustración y el engaño ha hecho posible el empuje sostenido de la candidatura de doña Emma. Su humano discurso representa una nueva esperanza de calidad docente, administrativa, gerencial, profesional y de eficiencia. Con sencillez, ecuanimidad, definido equilibrio emocional y alto sentido del deber para nuestra UASD expone con claridad definida sus ideas, proyectos y programa de lo que será una gestión apoyada en la responsabilidad y la razón del sentido común.

Intentar aferrarse al poder desde una posición de fuerza evidencia una estupidez absurda negadora de todo principio democrático. Es hacer el ridículo. La tendencia electoral en la UASD es bien clara: mientras Emma suma sus contrarios lucen estáticos, repetitivos, degastados, confundidos. Se le opone desde posiciones resentidas, llena de soberbia y odio. El orgullo ciega, embrutece, desquicia.

El liderazgo y fuerza de su candidatura a calado con profundidad en la mayoría de la potencialidad electoral de docentes, estudiantes y empleados. Y más aún, cuanta con un respaldo consistente por encima de las inclinaciones partidarias; de aquí que veamos a reconocidos dirigentes y militantes de los partidos PLD, PRM, PRD, de la izquierda y demás fuerzas políticas abrazados, promocionando abiertamente su candidatura.

Es que Emma no es candidata de grupo o sector alguno en particular, Emma se ha convertido en la candidata de todos los que le duele la universidad en estos momentos. Tiene un respaldo de calidad y cantidad sumamente visible. Por lo tanto, quienes desde trinchera de inmundicia y odio persisten en desacreditarla, en atacarla y ofenderle con agravios inmerecidos e injusto están perdiendo su tiempo. Ella esta sólida y solo una hecatombe nacional podría evitar que sea la próxima rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Actuar desde un radicalismo obcecado se ve temerario, nefasto y suicida. Lo aconsejable es ser prudente, sensato y razonable.

Nota: este trabajo periodístico fue primeramente publicado en el blog Periódico el Coloso de Macorix propiedad del autor

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: