Anuncios

El terrorismo religioso

Mi Ventana Óptica

Por Alejandro Almánzar

Alejandro Almanzar alex15958@hotmail.com Twitter, @alexalma09

Alejandro Almanzar
alex15958@hotmail.com
Twitter, @alexalma09

Karl Marx quedó corto con su tesis “la religión es la venda de los pueblos”, pues más que en el opio, los fundamentalistas la han convertido en el terror de la humanidad, como muestran los hechos de París, Francia, de la semana pasada.

Otra acción criminal, que llenó de pánico a la Francia de Napoleón, como hicieron con New York, y Washington, en 2001. Como dijera el papa Francisco, ejecutar masacres humanas en nombre de Dios, es una blasfemia.

Pero más que eso, son actos cobardes contra la paz de los pueblos. Quienes combaten contra estos desalmados empleando sus propios métodos, deberán convencerse que han cometido un grave error, que pagan los inocentes.

Enfrentar su barbarie con la violencia, es alimentar sus acciones. Por eso, Estados Unidos y sus aliados tendrán que replantear su política con relación a estos criminales, que en nombre de su Dios provocan tanto dolor.

Después del 9/11, Bin Laden juró, que América no viviría en paz, pero igual quedó corto, pues Europa tampoco ha podido dormir tranquila con el terrorismo. Al-Qaeda fue fundada por él en 1988, concentrando todo el radicalismo musulmán.

Desde su Corán, promueven la Yihad o Guerra “Santa”, teniendo como blanco a USA, extendiendo su odio islámico hacia países aliados, ejecutando los peores ataques terroristas. Ahora convertida en Estado Islámico, pero es el modo de Al-Qaeda moverse en la sombra.

Siempre que estos llevan acciones crueles, como las de Francia, se repite lo mismo, “estamos en guerra contra el terrorismo, y lo combatiremos con toda la fuerza, hasta derrotarlo”, cuando mejor deberían emplearse a fondo para conocer cómo logran reclutar tantas personas para llevar a cabo esas masacres.

Quiénes los patrocinan, por qué tantos jóvenes de otras culturas y creencias se unen a ellos para provocar acciones tan dolorosas. Ya está demostrado que con invasiones y bombardeos no es posible persuadirlos de sus crueldades.

Estos se repliegan, pero al poco tiempo sacan la cabeza para dar el golpe mortal. Deben procurar saber, cuáles son sus reclamos, porque si es que ellos han sentido sus principios religiosos, y culturales quebrantados, entonces quienes los combaten tendrán que escoger entre respetarles sus ideas y la inseguridad.

Ellos comprobaron la debilidad de Francia, cuando asaltaron la Revista Charlie Hebdo, y ametrallaron a los que encontraron a su paso. Por eso llevaron tan fácilmente estos atentados simultáneos, sumiendo al país en el terror e impotencia.

Con victimas incalculables, pues aunque las autoridades hablan de 129 muertos, hay cientos de heridos en condiciones críticas, según el fiscal parisino. De poco sirve el avance en asuntos tecnológicos, ciencia y comunicación, cuando las personas no puedan disfrutar en una sala de recreo o en un estadio presenciando un deporte.

Si la gente entiende que salir a recrearse es un riesgo, de nada sirve que se hable del crecimiento del Producto Interno Bruto. Y quienes tienen qué perder son los que deben buscar poner fin a este conflicto por la vía más adecuada.

Si grandes enemigos ideológicos han superado sus diferencias, no vemos por qué no se puede hacer lo mismo con los radicales del Islam. Es imposible encontrar la paz, mientras el poder político y militar esté enfrentado a ese terrorismo religioso, dispuesto a cebarse con la peor crueldad.

alex15958@hotmail.com
Twitter, @alexalma09

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: