El Duro regreso


El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (FENACERD), Manuel Ortiz Tejada, denunció que “Muchos de sus miembros tienen que pagar protección a bandas de delincuentes para evitar los robos, para no ser asaltados o atracados, con el agravante de que los comerciantes afectados no pueden denunciar a esas bandas extorsionadoras, porque entonces tomarían represalias”, expresó Ortiz Tejada.

Comerciante Manuel Ortiz Tejada

Entrevistado en el programa Tres A la Semana que producen los periodistas José Miguel Carrión y Daniel Candelario, el dirigente comercial destacó que anteriormente los delincuentes actuaban básicamente en los barrios marginados y carenciados, pero hace tiempo que se están desplazando a sectores residenciales y pudientes, que tampoco escapan de sus acciones.

Agregó que “lo de la delincuencia es un problema muy serio, es una situación desesperante, porque ya los ladrones no tienen que ver con que los negocios tengan cámaras, no tienen que ver que estén protegidos con verjas metálicas; sus robos los cometen en Naco, en Piantini, en Gazcue, en cualquier parte del Distrito Nacional y en todas partes del país”.

Indicó que la institución que preside está preparando un levantamiento para determinar y poner en conocimiento de las autoridades las zonas del país donde mayormente se están produciendo los robos y atracos contra los comercios de provisiones y de todo tipo de artículos y mercancías.

“Pero el problema es muy serio; ya no sabemos cómo enfrentar la situación, y por eso es que exhortamos a la Policía Nacional a que incremente la profesionalización de sus miembros, a que los dote de mayores y mejores equipos para que enfrenten la delincuencia con mayor efectividad, a que mejore las condiciones de vida de sus agentes”, agregó.

Llamó al Director General de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, a que refuerce las medidas de vigilancia y de prevención para evitar que la delincuencia siga causando estragos en el sector comercial del país.

Manifestó que la desaparición de los clubes deportivos y culturales en los barrios populares ha provocado el crecimiento de la delincuencia, ya que muchos jóvenes, que no tienen nada qué hacer en sus lugares de origen, fácilmente son conquistados para las malas acciones, y esto se ve agravado con el consumo de estupefacientes.

Afirmó que producto de esa situación, la mayoría de los comerciantes cierran sus negocios a las 9:00 de la noche y antes, y otros han optado por abandonar esas actividades, que por su grado de peligrosidad, sus descendientes deciden tampoco continuarla.

A proposito de esta denuncia hablaba esta manana con una compatriota, residente tambien aqui en NY, y al igual que otros dominicanos piensa a la hora de su retiro irse a residir a su pais de origen ( Republica Dominicana ), pero con dolor en el alma dice que lo esta pensando, porque lo que mas le preocupa a ella es precisamente los altos indices de la delincuencia.

-Me contaba que desde hace muchos años construyó junto a sus familiares una vivienda en el exclusivo sector de Santiago, en los Cerros de Gurabo, próximo a la residencia del fenecido empresario Jose Armando Bermudez, ( Popy ). Para evitar ser victimas de los pillos, conformaron una Junta de vecinos, la cual se encarga de cobrar a cada uno de sus miembros 20 dólares todos los meses, ese dinero va una compania y no precisamente de seguridad privada,, cuyo nombre no me revelo. Si me dejo claro que es a la policia nacional a la que le paga para que le garanticen  protección 24/7 a toda la zona y que el jefe de la policia esta al dia de este negocito, no me ofrecio mayores.

Otros no quieren regresar al pais ni siquiera despues de muerto es el caso de este señor, quien tiene diez años que no visita a la República Dominicana.

Les aseguro que la lista es inmensa de criollos que no ven el dia en retornar a su pais de origen, pero que lo detiene en suelo extranjero y no solo es por el problema de la inseguridad ciudadana, sino por un sin numero de males que afectan a la sociedad dominicana, en especial la corrupcion gubernamental, que no les garantiza nada a la población de escasos recursos, inclusive la que trabaja sin descaso y paga para tener un retiro con dignidad.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: