Anuncios
Ram N De Luna
Ramón de Luna

Crímenes espeluznantes

Ramón De Luna

El país tiene un amplio escenario de crímenes espeluznantes que conmueven el alma nacional, muy distinto a otrora cuando era raro la ocurrencia de hechos de la naturaleza que hoy tienen lugar, a no ser los múltiples crímenes políticos de la dictadura trujillista.

En el Cibao ocurrían suicidios, otros caían en lances personales y fueron famosos aquellos enfrentamientos entre familias rivales que por viejas diferencias no podían verse y cuando dos de sus miembros se tropezaban en un camino, hacían uso de afiladas armas blancas. Cuando sobrevivía uno de ellos, los parientes de éste salían a cobrársela.

Pero de ahí a los hechos que en la actualidad tienen lugar hay mucho trecho.
Aquí ya son comunes crímenes horrendos que eran desconocidos, como el secuestro, la aparición de cuerpos desmembrados, la lucha por los puntos de drogas donde hablan las armas de fuego, el asalto constante para despojar a alguien de sus pertenencias, etc.

Nos hemos convertido en un país donde los índices de criminalidad compiten con los de otras naciones, convirtiéndonos en uno de los más peligrosos para vivir.
Podríamos citar algunos de los más horrendos, como el asesinato de la adolescente Emely Peguero, ultimada con saña y mucha premeditación; el del abogado Yuniol Ramírez, donde más de una persona está implicada y que promete conocer las interioridades de uno de los crímenes más atroces; el secuestro y posteriormente la muerte de un periodista de La Romana y en San Pedro de Macorís el asesinato de dos comunicadores, muertos en una cabina de radio mientras laboraban.

Existe ahora una modalidad criminal que aquí desconocíamos, como son las muertes por encargo o sicariato. El fallecido empresario Adriano Román fue uno de ellos, al pagarle a terceros para eliminar a personas de su entorno y los asesinatos de gente ligada al transporte que actualmente se conoce en los tribunales, acciones durante las cuales cayó ultimado más de un transportista.

Román tenía el perfil de un sicópata. Atentó en dos ocasiones contra su anterior esposa, también estuvo a punto de matar a un hermano y a otros parientes y fue protagonista de un repudiable crimen cuando le pagó a sicarios que estuvieron a punto de asesinar al conocido joven abogado y comentarista, Jordy Veras.

Podríamos seguir enumerando otros lamentables hechos de sangre, como el reciente en que un conocido y respetable ciudadano cayó en Altamira junto a su yerno, víctimas ambos de una trama que está todavía por conocerse, pues los familiares han mencionado a posibles autores.

Como es fácil observar el llamado modernismo trajo en la cola la modalidad de hechos de sangre que aquí antes no ocurrían y que hoy nos colocan, desgraciadamente, entre los países del área de mayor inseguridad y donde el crimen está a la orden del día, lo que es una pena.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: