Atención a Hipólito y sus huestes


Por Miguel Espaillat Grullón

Miguel Espaillat1- El pasado lunes 8 del mes en curso, yo estaba en “una reunión de Marcha Verde”, cuando antes de las 9 PM, de repente sonó mi celular, al tomarlo, oí la voz agitada de una señora y como fuera de sí, que con tono amenazante, me dijo: Miguel, salga de ahí inmediatamente, para que te evite problemas con nuestro equipo, pues fulano (me reservo el nombre) con un grupo de hipolitistas disgustados contigo, porque tú estás acabando con la moral de Hipólito por los medios, va para allá a sacarte de ahí, así es que yo te recomiendo que te vayas de inmediato, para que evites que pase una desgracia, pues ese local lo pagamos nosotros y no queremos que tú estés ahí. Como ella me dijo que el local lo pagaban todos ellos, yo le creí, por lo que de inmediato procedí a abandonar aquel lugar, aun contra la voluntad de mis compañeros, que en masa se opusieron a mi salida, no obstante, yo salí, puesto que alguien con vergüenza no permanece en casa ajena donde no es bienvenido.

2- Anteriormente, por mis escritos desenmascarando a Hipólito, la huestes hipolitistas confabuladas, planificaron emboscarme en algún lugar de New York para físicamente hacerme daño, en vista de ese precedente, y para curarme en salud, procedí a poner una querella en el cuartel de la policía del área. La persona que hizo la llamada, por su número de teléfono ha sido identificada, es decir, que si algo me pasa, ya los investigadores de crímenes y delitos, tienen por donde comenzar. Y que se sepa, que aquí en los EE.UU. la justicia no se hace la chiva loca, ni hay impunidad. Precisamente, las huestes que anteriormente quisieron hacerme daño, desistieron en su intento, al sopesar los años de cárcel que en este país significa tan solo el intento de homicidio, y del homicidio mismo, ni hablar. Mi artículo, “Hipólito sigue troyando”, publicado la semana pasada, había exacerbado a la señora y su grupo.

Advertencia a Hipólito y a sus huestes

3- Para los ciudadanos disidentes de un régimen o sistema opresor, escribir siempre ha devenido en ser un oficio peligroso, de exilio, encarcelamientos, persecuciones, torturas, y hasta de muerte por asesinato. Los escritores de esta categoría, en todo tiempo y lugar han sido víctimas de esta situación, tal como les aconteció a Federico García Lorca, Miguel Hernández, Miguel de Cervantes, Tomas Moro, Émile Zola, Pablo Neruda, Marcelo Quiroga Santa Cruz, Rodolfo Walsh, Cesar Vallejo, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Fiódor Dostoievski, Alexander Solzhenitsyn, León Trotsky, Boris Pasternak, Carlos Marx, Vladimir Lenin, Bertolt Brecht, etc. No es que petulante o vanidoso, me crea uno de ellos, sino un emulador de esos espíritus superiores.

4- En el capítulo de escritores dominicanos perseguidos y/o asesinados por exponer sus ideas están, Carmen Leonor Landestoy (Carmita), Andrés F Requena, José Almoina, Francisco C. Girona, Ramón Marrero Aristy, Gregorio García Castro (Gollito), Orlando Martínez, Guido Gil, Narciso González, el español, Jesús de Galindez y decenas más.

5- Para un escritor auténtico, escribir es un acto subversivo, obsesivo-compulsivo, y quien es dotado con ese don, no puede liberarse del mismo, y más si es un revolucionario para quien la sensibilidad por la justicia social deriva en patológica. Yo pienso que el escritor es la conciencia de los pueblos, una creación de Dios (o de la naturaleza), para que denuncie las injusticias, para que defienda a los oprimidos de sus opresores, para que exponga y siembre verdades y vaticine sobre el futuro, porque el verdadero escritor es un profeta, y como tal, no puede sustraerse a su destino, so pena de sufrir el tormento del vacío existencial. Por esa razón, el verdadero escritor cumple a sangre y fuego, contra vientos y mareas con su predestinado rol, con su misión tendente a la defensa, no solo de su pueblo, sino también de toda la humanidad. En mi caso, esa vocación es algo que está en mí ser y que es más fuerte que yo, y por lo que veo, la ejerceré aunque sea a costa de mi propia vida.

6- Con esta definición de lo que es un escritor, sus impulsos y demonios y duendes interiores, advierto a Hipólito y a sus huestes, que yo, al parecer me ha tocado esa categoría humana, por ello, no puedo evitar seguir con mi cruzada de concientización a la nación y de desenmascaramiento contra un caudillo, que con sus funestas actuaciones políticas está impidiendo el desarrollo y progreso de nuestro pueblo. En esta lucha, he tenido que enfrentar amigos, que ahora son enemigos, que como militantes de la maquinaria hipolitista, me han querido callar a como dé lugar.

7- Ante el cuestionable comportamiento político de Hipólito, quiero que se comprenda – que por mi condición de escritor (aunque sea de mala muerte o de quinta categoría), -, no me es posible callar frente al nefasto panorama presente y futuro que veo, de Hipólito seguir por el camino que se ha trazado – evidentemente al servicio del enemigo – que de nosotros permitirlo, indefectiblemente el PLD se quedará en el poder. Me causa horror ver, que algo tan evidente, los aún hipolitistas no lo puedan percibir. Se tendría que tener un gran atrofiamiento del área cognoscitiva del cerebro, para no darse cuenta que Hipólito está confabulado con Danilo, y que por esa razón y otras tantas, no lo podemos tener como líder de nuestro Partido, mucho menos de presidente de la república.

8- Señores, comprendan, entiendan, analicen, no se dejen engañar; Hipólito es quien ha dicho que le debe “lealtad y gratitud a Danilo”; no son palabras mías, sino de él. Pero además, también ha dicho que a sus amigos corruptos no los lleva a la justicia, por una cuestión de lealtad, y no solamente lo ha dicho, sino que también lo ha demostrado con hechos. Pero además, que se puede esperar de un político, que refiriéndose a la clase poderosa del país, diga: “yo no soy ningún pendejo para meterme con esa gente y echármelos de enemigos”.

9- Señores, piensen, ¿cómo es posible, que confiemos la batalla a librar al general que ha dicho que le debe lealtad y gratitud al enemigo? ¿Sería lógica esa decisión? ¿Se puede estar a la vez con Dios y el diablo? Pero además, si este expresidente, no ganó las elecciones del 2012 cuando tenía 26 puntos arriba en las encuestas, ¿cómo pretende ganar en este tiempo con el 80 % de rechazo de la población votante? Este es un dato más que evidente, que nos demuestra, que su desfasada candidatura es tan solo para echarle jabón al sancocho perremeista de la patria.

10- La denuncia que he venido haciendo, respecto a que Hipólito es un “Caballo de Troya”, una “Quinta Columna”, una agente infiltrado del enemigo, no solo yo la sostengo públicamente, sino también, millones de personas y comunicadores de la talla de Marino Zapete, Altagracia Salazar, Ricardo Nieves, Huchi Lora, Edith Febles, Rosario Espinal, Salvador Holguín y decenas más como ellos.

Para confirmar que las anteriores aseveraciones no son un invento mío, sino que son algo real, copio íntegramente parte de los conceptos que sobre esa confabulación de Hipólito con Danilo, tienen por escrito los dos últimos comunicadores precedentemente citados.

Rosario Espinal: Danilo Medina e Hipólito Mejía: en sus manos está

11- Hipólito Mejía, por su parte, dice aspirar a la candidatura presidencial del PRM. Es muy difícil que logre ese propósito, a pesar de su carisma, porque muchos en el partido no quieren apostar a un candidato que tiene en su aval una crisis económica en su presidencia de 2000-2004, y lleva dos derrotas electorales (en el 2004 y en el 2012). Si Mejía aportara la fuerza de su carisma a la causa perremeísta, apoyando un candidato con mayores posibilidades (sea Luis Abinader u otro), sería de gran utilidad para el crecimiento del PRM, ¡pero no!, él anda por su camino.

12- Por el momento – continua Rosario Espinal – el PRM se ve estancado porque no hay claridad de propósito. Hipólito puede apoyar o perturbar su partido, dependiendo de lo que haga, y mucha gente lo sabe o lo siente. Y la peor pesadilla para el PRM sería que se produjera un contexto de modificación constitucional a favor de la repostulación de Medina y parte de los legisladores perremeístas de la corriente de Hipólito la apoyara. Por todas estas razones, las incógnitas para las elecciones de 2020 las despejarán Danilo Medina e Hipólito Mejía, y para eso, hay que esperar hasta el 2019.

Salvador Holguín: El PRM con cuatro pies y dos cabezas

13- “El PRM está en una peligrosa encrucijada; ser un partido bicéfalo no sería tan malo si se supieran manejar, el PLD con Danilo y Leonel es un ejemplo de esto, pero resulta que una organización de reciente creación tiene cuatro pies y dos cabezas, una que se adhiere al orden institucional partidario y la otra que se aferra al desconocimiento de todo lo que no está acorde con su forma indisciplinada y método arcaico de ejercer la política, aunque sea aprobado por los altos organismos de dirección partidaria. En el pasado 2008-2012, una de esas dos cabezas fue la espada de Damocles del otrora PRD y ahora lo está haciendo en el PRM para beneficio de Danilo y el PLD”.

Señores, más claro, no canta un gallo. ¿Qué más habría de decir, ver y hacer para entender que Hipólito no está trabajando a favor del PRM, sino del PLD?

Las críticas de los hipolitista en mi contra

14- En sus críticas hacia mi persona, los aún hipolitista me enrostran que la ropa sucia hay que lavarla en casa, y que el enemigo a combatir es el PLD, no Hipólito, porque según ellos, él es de los nuestros. ¡Pero Dios mío, porque tanta estulticia!, me pregunto. ¿Cómo es posible que ante los hechos, sean tan ciegos? ¿Cómo se puede perder así la capacidad de razonamiento? ¡Por Dios, es que somos tarados, que algo tan evidente no se pueda ver?

15- Señores, pueblo mío, ya sabemos cuál ha sido el resultado de la aplicación de esta teoría de lavandería secreta y confabularia. Miles de niños en todo el mundo han sido dañados; los ejércitos han cometidos millones de asesinatos, en las familias, los incestos se cuentan por millones, y en los gobiernos y partidos, la aplicación de esta política ha dado lugar a que los corruptos, grandes ladrones, permanezcan en ellos como honorables señores; y que los caciques y caudillos se reproduzcan como la yerba mala. También debemos sopesar en este análisis, la perjudicial teoría del “borrón y cuenta nueva”.

Puntualizaciones finales

16- antes de concluir esta entrega quiero que se entienda, que yo no soy un agente del PLD, tal como pregonan mis ofuscados críticos hipolitistas. Al contrario, el agente del PLD es Hipólito Mejía; puesto que es él, no yo, quien anda coqueteando con Danilo, Miguel Vargas, José Ramón Peralta, Felix Bautista, Radhames Jiménez, Reinaldo Pared, Francisco Javier García, Temístocles Montas, Amable A Castro, y con toda la restante jerarquía partidaria, por mas ladrones que estos sean. En esta orgía de familiaridad con los corruptos, se entiende hasta con Ramfis D Trujillo, Leonardo Matos Berrido y Euclides Gutiérrez, y con todos los demás remanentes del trujillismo. Y eso, que quiere llegar al poder para combatir la corrupción y la impunidad, pero excluyendo someter a la justicia, a todos esos canchanchanes suyos.

17- En este contexto también quiero señalar a los aún hipolitista, que entiendan, que mis publicaciones desenmascarando a Hipólito no son las que están creando la división del PRM, sino su líder, cosa que hace obedeciendo un plan trazado desde el Palacio Nacional por su amigo Danilo, para que con su colaboración destrozar al PRM, para que éste Partido no sea una opción de poder en el 2020.

18- También le pido a los pocos hipolitistas que aún quedan en el Partido, que eso de pedirme que no ataque a Hipólito, sino al PLD, argumentando que él es uno de lo nuestro, es algo que no se corresponde con los hechos. ¿Cómo pueden decir que Hipólito es uno de los nuestros, cuando ya está harto demostrado que él trabaja para el enemigo? ¿Pero, es loco que estamos? Yo solo estoy denunciando esa traición, que de no conjurarla a tiempo, nos proporcionará otra derrota en 2020. ¿Por qué es tan difícil, comprender algo tan evidente y sencillo de ver?

19- También quiero que se comprenda, que con mis escritos, no busco enfrentamientos, ni retaliación, ni escarnios contra mis compañeros de Partido hoy distanciados de mí de mala manera por causa de mi combate al dañino hipolitismo. Créanme, lo único que persigo es concientizarlos, sobre el errado apoyo que ustedes le están dando a ese individuo, que sus hechos dicen, que es un impostor de grandes ligas y un vivo comerciante de la política, que solo está burlándose miserablemente de todos ustedes, al usarlos como cosas para su proyecto político en beneficio del PLD. En consecuencia persigo, que ustedes despierten del letargo político en que están sumergidos, para que se den cuenta, que la participación política de Hipólito en este momento, tiene como estrategia, llevarnos a que gastemos tiempo y recursos, a que el Partido se divida, que se debilite en una lucha por candidatura, para así beneficiar al PLD de Danilo.

20- Finalmente, a mis lectores les dejo la palabra. Y a Hipólito y a sus huestes (incluyendo a la señora de la llamada y a la trulla que planificó agredirme), a todos ellos les recuerdo, que las censuras, amenazas y descalificaciones personales, no surten efecto en los escritores comprometidos con la verdad y la justicia. Que entiendan, que esas abyectas acciones, mejor nos retroalimentan para el debate de las ideas, y el combate contra los tiranos, los caudillos y caciques y contra todo lo que sea corrupción e impunidad y contra todo lo que atente contra la democracia, la libertad y los derechos humanos y la salud de la patria. Que tengan en cuenta, que yo no escribo defenestrando a Hipólito porque me da la gana, sino porque él da los motivos con hechos ciertos, de los cuales tengo que defender a mi patria y a mi Partido, respondiendo a la ley física que establece: ” toda acción origina una reacción igual y sentido contrario a la fuerza que la produce”. También espero, que los que aún son hipolitistas de buena fe, pero engañados, después de leer esta entrega rectifiquen, y consiguientemente, abandonen a ese “líder kukiká y carabelita”, que solo ha traído perdidas y destrozos para la patria y a los partidos en que él ha militado. Entiendo que es una lucha desigual, pero no importa, porque al final prevalecerá la verdad y la justicia.

Si así aconteciera, ¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad, y que viva la República Dominicana!

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: