Ante una conspiración inaceptable


Por Erasmo Chalas

El periodista Erasmo Chalas

El periodista Erasmo Chalas

NUEVA YORK.-Una gran conspiración se ha desatado en contra de la señora Mirqueya Báez Pimentel, vice-síndica de Matanzas, para que esta no asuma las funciones que le corresponden tras la reciente muerte del titular, Don Pedro Leonardo Melo Báez (Perico).

Como parte de la conspiración para que no asuma sus responsabilidades como síndica tras la muerte del titular, en principio los cabecillas de la misma pretenden persuadirla de que a ella no le corresponde asumir como tal, tras ser electa como suplente, en cuyo caso entienden que el PRD debe buscar dentro de sus filas a la persona que debe completar el período que culmina  en agosto del próximo año.

Esta conspiración toma varias vertientes y entre ellas una línea mediática bien pagada que procura en primer término desanimar a la suplente para que no asuma y si esta línea fracasa y no logran los resultados esperados, desacreditarla moralmente de manera pública ante el hecho de que por el descalabro de la organización que la postuló como suplente de síndico, poder contar con esa plataforma económica para en el proceso electoral venidero poder subvencionar con recursos provenientes de la municipalidad la propaganda de ese a partido.

Lo penoso es que en esos aprestos se mencionan funcionarios electos que bien deberían usar su talento político para mejores causas.

Se dice no sin razón que la ignorancia es atrevida, aunque en este caso no se trata de ignorancia, sino de mala fe y de “tigueraje político”.

Contra eso se opone el municipio de Matanzas y todas las personas decentes.

Precisamente por no tratarse de ignorancia es necesario señalar que desde el año mil novecientos noventa y siete a raíz de la promulgación de la Ley 23-98 y antes de que Mirqueya y Perico resultaren electos, los vice-síndicos o suplentes de síndicos pasaron a ser funcionarios electos y con carácter permanente por el mismo período que el síndico titular; lo cual recoge nuestra ley de leyes en su artículo 201, párrafo II; al señalar que:

Los partidos o agrupaciones políticas, regionales, provinciales o municipales harán la presentación de candidaturas a las elecciones municipales y de distritos municipales para alcalde o alcaldesa, regidores o regidoras, directores o directoras y sus suplentes, así como los vocales, de conformidad con la Constitución y las leyes que rigen la materia.

Que en esas atenciones y por mandato legal los vice alcaldes o vice síndicos a partir de este momento pasaron a sustituir a los síndicos de manera automática, cuando estos se ausentan de su jurisdicción por un período de más de tres días y menos de dos semanas, en cuyo caso el o los suplentes deben limitarse a despachar los asuntos rutinarios del ayuntamiento de que se trata y en caso de ausencia por más de dos semanas, deben asumir todas las funciones del titular con todas sus prerrogativas hasta que termine su ausencia y hasta este momento no conocemos a ninguna persona que haya regresado después de haber sido sepultada.

Y para quienes formando parte del coro y la vocinglería sostienen que la vice-síndica fue electa bajo el imperio de otra Constitución y que en este caso no pueden tomarse en cuenta las disposiciones constitucionales al respecto, vale recordarles que la ley vale sólo para el porvenir y que como antecedentes tenemos que nuestro actual presidente Danilo Medina resultó electo con la Constitución de Leonel que prohibía la re-elección consecutiva y que en virtud de este principio, con la reciente modificación a la Carta Magna, este es el actual candidato del partido oficial, aunque resultó electo con una prohibición legal expresa para que pudiere re-elegirse de manera consecutiva, lo que implica que si se acoge ese criterio constitucional para el actual presidente, también vale para la señora Mirqueya Báez Pimentel.

Siendo de esta manera, ante la muerte del síndico titular  Don Pedro Leonardo Melo Báez (Perico) que en paz descanse; a la señora Mirqueya Báez Pimentel, por la decisión soberana de su pueblo, el municipio de Matanzas que la eligió, de donde le emanan sus poderes y de quien es legítima representante, sólo tiene que asumir la posición de síndica que le corresponde, sin siquiera tener que ser juramentada por ningún órgano o funcionario del Estado, ya que esta fue juramentada para las funciones de suplente de síndico y para asumir sus funciones cuando este se ausentare por más de dos semanas como ha sido expresado, siendo esto cónsono con sus derechos de ciudadana y en tanto que la administración pública no puede ser abandonada.

Pretender otra cosa sería subvertir el orden constitucional y más le convendría a quienes andan en estos aprestos de usurpar la autoridad emanada de los poderes públicos del Estado, no dar ese mal ejemplo que avergüenza y afea la conciencia democrática de la nación.

Si estas razones legales no fueren suficientes para desarticular esa conspiración maldita, entonces, ante su arrebato y en procura de que les vuelva la cordura, vale la pena recordarles que la Constitución política, establece que: “Son nulos de pleno derecho los actos emanados de autoridad usurpada, las acciones o decisiones de los poderes públicos, instituciones o personas que alteren o subviertan el orden constitucional y toda decisión acordada por requisición de fuerza armada”.

Y justamente, esto es lo que pretenden, aunque ya están identificados y los conocemos.

Erasmo Chalas es un periodista y dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en Nueva York.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: