Sigue encendida la fe que dejó el Papa Francisco en Estados Unidos

NUEVA YORK.-El entusiasmo impregnado por el Papa Francisco a los participantes en el Encuentro Mundial de Familias en Filadelfia, no se apagó el pasado domingo cuando el Pontífice tomó el avión que lo llevaría de regreso al Vaticano: al día siguiente más de 1,000 familias se ofrecieron como voluntarias para la evangelización en el Encuentro Vocacional del Camino Neocatecumenal, en esa ciudad.

El compromiso colectivo fue establecido en un encuentro presidido por el Arzobispo de Filadelfia Monseñor Charles Chaput, en el que participaron los Cardenales Sean O’Malley (Boston), Stanislaw Rylko (Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos), Theodore McCarrick (Arzobispo emérito de Washington), Jean-Pierre Kutwa (Abidjan, Costa de Marfil), y Andrew Soo-Yung (Seúl). Junto a ellos participaron también más de 30 obispos de Estados Unidos y de otros países.

Y mientras el Papa ya estaba en la Santa Sede, unos 40,000 miembros del Camino Neocatecumenal participaron en un Encuentro Vocacional en la noche y madrugada del lunes 28 de septiembre en Filadelfia, Estados Unidos, después de haber asistido días atrás al Encuentro Mundial de las Familias que encabezó el Pontífice.

La celebración fue conducida por los iniciadores y responsables internacionales del Camino, Kiko Argüello y el P. Mario Pezzi.

El momento central del evento fue el anuncio del Kerigma, la Buena Noticia. Tras él, Argüello pidió vocaciones al sacerdocio, la vida religiosa, y por último hizo una llamada para familias dispuestas a partir en misión a cualquier lugar del mundo, en especial a zonas secularizadas.

A esta llamada respondieron 230 chicos para ingresar al seminario, 400 chicas para la vida consagrada, y más de 1000 familias, con varios hijos cada una, para ir en misión. Todos ellos iniciarán ahora un proceso de discernimiento vocacional.

Por su parte, el arzobispo de Filadelfia en su intervención subrayó que «no existe un grupo en la Iglesia hoy que refleje la vida de los Hechos de los Apóstoles mejor que el Camino Neocatecumenal».

«Cuando los obispos y laicos fieles del mundo os ven, aprenden lo que es ser la Iglesia», añadió Monseñor Chaput.

El arzobispo también reveló que el Papa Francisco bendijo una piedra tomada en las proximidades de la tumba de San Pedro en Roma como ‘piedra angular’ del nuevo Seminario Redemptoris Mater de Filadelfia.

El Camino Neocatecumenal

Alrededor de 1 millón 500 mil fieles siguen este itinerario de formación cristiana en todo el mundo.

Kiko Argüello, Carmen Hernández y Mario Pezzi, equipo responsable internacional del Camino Neocatecumenal

Kiko Argüello, Carmen Hernández y Mario Pezzi, equipo responsable internacional del Camino Neocatecumenal

El Camino comenzó a principios de los años 60, cuando Argüello, entonces un pintor sumergido en una profunda crisis existencial, fue inspirado a seguir el ejemplo del Beato Charles de Foucauld y se fue a vivir a las barracas de la periferia de Madrid, explica la hermandad católica.

Agrega que de esta experiencia entre los pobres y de su colaboración con Carmen Hernández, nació el germen de este itinerario en la fe ahora conocido como Camino Neocatecumenal.

El pasado 6 de marzo, el Papa Francisco recibió en audiencia en el Vaticano a 7,000 miembros de la hermandad en un encuentro en el que envió a 250 nuevas familias en misión.

«Hoy confirmo vuestra llamada, sostengo vuestra misión y bendigo vuestro carisma», dijo entonces.

En su mensaje a los iniciadores, el Papa Francisco expresó: «mi aprecio y mi aliento por todo lo que, a través del Camino, están haciendo en beneficio de la Iglesia». «Yo digo siempre que el Camino Neocatecumenal hace un gran bien a la Iglesia», subrayó Francisco.

 

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: