Anuncios
Schumer Mcconnell Lideres Senado
AP/EFE

Sigue crucial debate sobre dreamers en el Senado

WASHINGTON.-Los dos líderes partidistas del Senado hicieron ayer alarde de camaradería, mientras la cámara alta daba inicio a los debates en materia de inmigración, pero ambos también señalaron las grandes dificultades para concretar un acuerdo que pueda ser aprobado por el Congreso.

El Senado votó el lunes a favor de abrir un debate sobre el futuro de miles de jóvenes indocumentados conocidos como dreamers, un proceso complicado debido a la exigencia de la Casa Blanca de condicionar ese tema a la aprobación de fondos para el muro con México y las trabas a la migración legal.

Con 97 votos a favor y uno en contra, los senadores accedieron a abordar el futuro de los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, tres semanas antes de que pierda su vigencia el programa DACA, que protege de la deportación a 690,000 de esos llamados dreamers.

“Hoy comenzamos conversaciones muy serias sobre DACA”, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, durante una reunión en la Casa Blanca.

“En verdad nos llevamos bien a pesar de lo que se lea en la prensa”, dijo el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, durante una presentación programada al lado del líder de la mayoría, Mitch McConnell, en la Universidad de Louisville.

Pero pocos días después de que negociaran un pacto bipartidista sobre un presupuesto de $400,000 millones y ayudaran a convertirlo en ley, ambos dejaron claro que será difícil concretar un acuerdo de inmigración.

“La hora de los posicionamientos políticos ha quedado atrás”, afirmó el lunes McConnel después en el pleno del Senado. Dijo que si los demócratas exigen una “acción rápida” sobre inmigración, “es hora de que sustenten sus palabras con trabajo duro para encontrar una solución”.

Eso, señaló enfáticamente, significa que el Senado y la Cámara de Representantes aprueben una medida “que firme el presidente”.

McConnel manifestó su apoyo a una propuesta del presidente Donald Trump que se prevé sea sometida a votación esta semana en el Senado. La iniciativa podría allanar el camino hacia la naturalización de 1.8 millones de “dreamers”, como se dice a los inmigrantes jóvenes que viven sin permiso en Estados Unidos, un punto que podría agradar a los demócratas pero al que se oponen muchos republicanos.

Trump también ha propuesto $25,000 millones para su muro en la frontera con México y otras medidas de seguridad, además de reducir la inmigración legal, un aspecto de sumo interés para los republicanos. Muchos demócratas consideran inviables algunas de las propuestas, como restringir los parientes que los inmigrantes legales pueden traer a Estados Unidos.

Schumer, por su parte, manifestó su oposición a esa propuesta.

“El único enemigo aquí es la extralimitación”, afirmó Schumer. “No es el momento ni el lugar para reformar todo el sistema de inmigración legal. Más bien, es la hora de una iniciativa limitada”, que a decir de los demócratas ayudaría a los dreamers y concedería recursos para la seguridad fronteriza.

Sus comentarios se dieron mientras el Senado aprobaba por 97 votos a favor y uno en contra iniciar los debates en materia migratoria prometidos por McConnell.

Los líderes de ambos partidos esperan concluir el debate esta semana, pero no está claro si ello ocurrirá ni qué iniciativa será aprobada, si es que alguna lo es.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: