Anuncios
Condenado Esteban
Esteban Santiago, quien disparó 15 veces en un aeropuerto internacional, de diagnosticado esquizofrenia después del tiroreo. AP

Sentenciado a cadena perpetua por tiroteo en aeropuerto de Fort Lauderdale

Un hombre fue condenado ayer en la Florida a cadena perpetua por un tiroteo en enero del 2017 en el aeropuerto de Fort Lauderdale que dejó cinco muertos y seis heridos.

La jueza federal Beth Bloom aceptó el acuerdo por el que Esteban Santiago, de 28 años, se declaró culpable de la masacre a cambio de que la fiscalía no pidiese la pena de muerte. Santiago se declaró culpable el 11 de mayo de 11 cargos de causar muerte y violencia en un aeropuerto internacional.

Santiago, , admitió haber disparado con una pistola en el área de equipajes en el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood tras llegar allí desde Alaska en un vuelo sin retorno. Santiago sacó de su equipaje una caja que contenía una pistola Walther de 9mm, la cargó en el baño, salió y disparó 15 veces.

Michael Oehme, de Iowa, quien falleció como víctima del tiroteo en el aeropuerto de Fort Lauderdale, junto a su esposa Kari Oehme, quien resultó herida. (FACEBOOK

La jueza Bloom calificó el acto de “85 segundos de maldad” y afirmó que le parecía difícil “separar la maldad de los actos de la maldad en el hombre”.
“Usted destruyó familias en un ataque sin sentido”, dijo.

Veterano de la guerra de Irak, a Santiago se le diagnosticó esquizofrenia tras el tiroteo, pero los médicos concluyeron que era competente para ser enjuiciado, pero aseguran, ha mejorado con los medicamentos.

Inicialmente, Santiago testificó al FBI que estaba bajo control menta por el gobierno, luego se retractó y afirmó actuó en respaldo al Estado Islámico.

James Steckley, hablando a nombre de su esposa, Julie, una de las víctimas, dijo que culpaba del ataque en parte lo que llamó es “una falta de preocupación” por los veteranos de guerra una vez regresan al país.

“En mi corazón lo siento realmente por ti, porque no creo que hayas nacido asesino”, le dijo Steckley a Santiago.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: