Getty Images

Popularidad de presidente Trump sigue en descenso


EE.UU.-El mes de octubre no ha sido el mejor para el presidente Donald Trump, que ve la manera en que su popularidad se hunde cada vez más. Según un sondeo publicado por la cadena FOX, el mes se va y lo deja con 38% de aprobación de su desempeño, cuatro puntos menos que en septiembre.

El mes tuvo varios episodios controversiales. Protagonizó enfrentamientos con algunos miembros del partido republicano, fue duramente criticado por el manejo de la crisis debido al huracán Irma y sus efectos en Puerto Rico y tuvo una polémica con la viuda de un soldado muerto en una misión, a quien supuestamente se dirigió con poco tacto.

Al parecer, la gente quiere ver a un presidente que sea serio y que se maneje a la altura del cargo. Esa es la explicación que da Ana Navarro, analista política que sigue de cerca todo lo que sucede con los republicanos.

El presidente siempre ha gozado de amplio apoyo entre los hombres blancos sin título universitario, pero ese bastión tan importante también se aparta de su lado, pues desde el pasado mes ha bajado en un 12%.

Qué es un juicio político y cómo puede afectar al presidente

Qué es un juicio político y cómo puede afectar al presidente

Getty Images

Aún el grueso de las filas republicanas le tiene fe, porque sienten que los cambios que el presidente desea introducir son difíciles de lograr, así que están dispuestos a darle más tiempo.

Mientras tanto, la paciencia no duró entre los votantes de bajos recursos, las mujeres y los que no son blancos, pues según este sondeo, ellos creen que el primer mandatario no se preocupa por sus intereses.

La aprobación de Trump está bajo el agua en su manejo de la atención médica, Corea del Norte, Irán, la economía y los impuestos, según la encuesta de Fox News. Otras encuestas recientes han mostrado un apoyo anémico republicano al plan de reforma tributaria del partido, que el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell y el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan han descrito como una legislación obligatoria.

Si bien el presidente sigue siendo más popular que el liderazgo republicano, su apoyo cada vez menor entre los bloques de votación que fueron clave para su ascensión podría alentar a más disidentes en el Capitolio, lo que podría poner en peligro su ya estancada agenda.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: