Estafador Miami
Adrian Abramovich fue acusado de establecer un programa que hizo casi 100 millones de llamadas automáticas entre el 2015 y el 2016. - youtube / johnthune

Ponen multa de 120 millones para un empresario de Miami por bombardeo de llamadas automáticas


MIAMI,- La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) impuso hoy a un empresario de Miami por una masiva y engañosa operación de llamadas automáticas publicitarias una multa de 120 millones de dólares, la “mayor” en la historia de esa agencia.

La Comisión detalló que se trató de casi cien millones de llamadas telefónicas durante tres meses que fingían ser de reconocidas empresas turísticas, que en realidad buscaban publicitar paquetes de viaje y tiempo compartido que nada tenían que ver con esas compañías.

La FCC precisó en un comunicado que desde 2017 estableció la multa por “suplantación maliciosa” contra Adrián Abramovich, quien trató de evadirla argumentando que sus llamadas “no buscaban causar daños” y que el monto de la suma era “inconstitucional”.

Sin embargo, la FCC detalló hoy que las supuestas llamadas de empresas como Marriott, Expedia, Hilton y TripAdvisor que él usaba ofrecían “ofertas de vacaciones exclusivas”, pero en realidad eran una trampa para atrapar a compradores de sus planes compartidos.

La Ley de Identificación de Llamadas “prohíbe a las personas que llaman falsificar deliberadamente la información de identificación de llamadas con el intento de dañar o defraudar a los consumidores o de obtener ilegalmente algo de valor”, indicó la FCC.

La Comisión lamentó que esta práctica engañosa se ha “más que duplicado en los primeros meses de este año”.

Las compañías que controlaba Abramovich “falsificaron 96 millones de ‘robocalls’ con el fin de engañar a los consumidores desprevenidos para que respondan y escuchen sus mensajes publicitarios”, explicó.

La comisión señaló que recibió numerosas quejas de consumidores sobre estas llamadas, e incluso de la compañía de viajes TripAdvisor, que a su vez atendió a consumidores suyos que le reprochaban al pensar que las comunicaciones venían de ellos.

Si hubiera un Récord Mundial Guinness para llamadas automáticas pregrabadas de telemercadeo (también concocidas como robocalls), un hombre de Miami lo habría implantado. Y ahora está pagando el precio.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) le impuso una multa de $120 millones a Adrian Abramovich por establecer un programa que hizo casi 100 millones de llamadas automáticas entre el 2015 y el 2016.

“Abramovich hizo una de las más grandes —y más peligrosas— campañas de llamadas ilegales de telemercadeo que jamás ha investigado la comisión”, dijo en junio la FCC, cuando le entregó una citación a Abramovich. La cantidad de la multa se concretó el jueves.

El complot de Abramovich consistía en llamar a clientes desprevenidos con un mensaje pregrabado donde se les daba instrucciones de “Presionar el 1” para escuchar más detalles sobre una oferta “exclusiva” de vacaciones que ofrecían conocidas compañías de viajes o de hoteles comoTripAdvisor, Expedia, Marriott, o Hilton, dijo la FCC.

Luego la llamada se transfería a un centro de llamadas, donde operadores intentaban venderles a los clientes uno o más paquetes de vacaciones “con descuento”, como propiedades compartidas.

En su día más ocupado, el 19 de octubre de 2016, Abramovich hizo 2,121,106 llamadas. El número más pequeño de llamadas que hizo en un día fue de 644,051. Tuvo un promedio de más de 200,000 llamadas los sábados.

 Sin embargo, ni Abramovich ni el centro de llamadas estaban afiliados con las famosas marcas que se les mencionaba a los clientes en el mensaje pregrabado.

TripAdvisor llamó a la FCC, que usó técnicas de rastreo para localizar a Abramovich. Abramovich creó 12 corporaciones en la Florida en los últimos 20 años, de las cuales muchas solo duraron un año antes de disolverse.

En casi todos los casos, él era el único director, dijo la FCC. La citación de la FCC no deja muy en claro cómo Abramovich obtuvo los números que fueron objeto de las llamadas.

En una audiencia del Comité del Senado que solicitó el senador John Thune en abril, Abramovich dijo que hay disponible un programa de llamadas automáticas que le hizo obtener números locales para tener más posibilidad que los clientes contestaran las llamadas.

En la audiencia, Abramovich admitió tener que ver con las llamadas pero negó que tuvieran un impacto de importancia, ya que muchas no se contestaban. También dijo que conectaba a las personas con “verdaderos centros turísticos, y les ofrecía verdaderos paquetes de vacaciones”.

EFE

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: