“Obama Care está aquí para quedarse”


El presidente Barack Obama abraza a Kristie Canegallo, subjefe del Estado Mayor, y el vicepresidente Joe Biden hace lo mismo con el Jefe de Estado Mayor Denis McDonough, en la primera reacción de satisfacción al enterarse de la sentencia del Tribunal Supremo sobre subvenciones de la Ley de Asistencia Asequible en la Oficina Oval, 25 de junio de 2015. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

El presidente Barack Obama abraza a Kristie Canegallo, subjefe del Estado Mayor, y el vicepresidente Joe Biden hace lo mismo con el Jefe de Estado Mayor Denis McDonough, en la primera reacción de satisfacción al enterarse de la sentencia del Tribunal Supremo sobre subvenciones de la Ley de Asistencia Asequible en la Oficina Oval, 25 de junio de 2015. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

WASHINGTON-El Tribunal Supremo confirmó este jueves una parte fundamental de la Ley de Cuidado de Salud, conocida popularmente como Obama Care,  que subvenciona los servicios sanitarios a millones de personas necesitadas, según fue firmada hace cinco años por el presidente Barack Obama.

De inmediato el gobernante proclamó eufórico que el programa de salud duramente criticado por los republicanos  y confirmado legalmente este jueves con la oposición de sólo dos de los nueve jueces de alto tribunal judicial, “está aquí para quedarse”.

Millones de estadounidenses cubiertos en los mercados de seguros de salud ahora deben permanecer cubiertos, sin importar donde vivan, según la sentencia que asesta un nuevo revés a la oposición a la ley por parte de los legisladores republicanos.

“El 23 de marzo de 2010, me senté en una mesa en el Salón Este de la Casa Blanca y firmé mi nombre en una ley que dije que una vez por todas el cuidado de la salud ya no sería un privilegio para unos pocos. Sería un derecho para todos”, declaró jubiloso un presidente Obama poco después de enterarse de la decisión judicial.

Agregó en un breve discurso en la Casa Blanca que “cinco años más tarde, después de más de 50 votos en el Congreso para derogar o debilitar esta ley y múltiples desafíos ante el Tribunal Supremo, esto es lo que conocemos hoy en día”.

“Esta ley trabajó. Se sigue trabajando. Ha cambiado y salvado vidas estadounidenses. Se ha puesto a este país en un curso más inteligente, más fuerte”, dijo el titular de la Casa Blanca.

 

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: