Anuncios
Hombre Asesino
AP/TELEMUNDO

Hombre que decapitó a su esposa y a sus dos perros, recibe condena a 30 año de carcel

EE.UU.-Un hombre de Arizona que estaba acusado de decapitar a su esposa y a sus dos perros mostró lágrimas de remordimiento ayer, cuando un juez lo sentenció a casi 30 años de prisión por el horrendo crimen.

Temblando y llorando con su uniforme naranja de la cárcel, Kenneth Dale Wakefield, de 46 años, emitió una disculpa en el Tribunal Superior del condado de Maricopa.

“Solo quería decir que lo siento. Me disculpo profundamente por lo que hice”, dijo Wakefield, quien describió a su difunta esposa como su mejor amiga. “No puedo cambiarlo. Yo también sufro”, agregó.

La jueza Ronda Fisk dijo que creía que Wakefield estaba sinceramente arrepentido, pero considerando la “atroz y cruel manera” del caso, ella seguiría la recomendación de su declaración de culpabilidad por una sentencia de 29 años.

Wakefield se declaró culpable en febrero de asesinato en segundo grado y dos acusaciones de crueldad hacia los animales.

Wakefield debe comenzar inmediatamente a cumplir 25 años por la muerte en julio de 2015 de Trina Heisch, de 49 años, y condenas consecutivas de dos años por la muerte de cada perro.

La madre de Heisch, Peggy Stowe, también habló durante la audiencia; ella describió cómo su hija solía amar la gimnasia, tocar el saxofón, escribir poesía y pintar.

A pesar de que ella tenía su parte de problemas, ella siempre estaba ahí para otros, declaró. “Hay un agujero en mi corazón. Nunca va a desaparecer”, dijo Stowe, “aún me cuesta mucho cuando le digo a la gente cuántos hijos tengo”.

 Wakefield y Heisch se conocieron mientras cumplían penas de 10 años en un hospital psiquiátrico estatal por apuñalar a sus parientes. Ambos fueron encontrados “culpables, excepto locos” por los cargos de intento de homicidio.

Wakefield dijo a los investigadores que apuñaló a Heisch durante una pelea que estalló en su apartamento del centro de Phoenix después de decapitar a uno de los dos perros de la pareja; luego mató al segundo perro.

La policía fue alertada de los asesinatos después de que un vecino fue a ver a la pareja.

El día del ataque, Wakefield estaba drogado con marihuana sintética y metanfetamina y le dijo a la policía que estaba “haciéndolo por Dios y que el fin del mundo sería pacífico”, según informes de la policía.

El hombre también se mutiló durante el ataque, sacando uno de sus ojos y cortando su antebrazo izquierdo.

En el momento del ataque, Wakefield había sido liberado recientemente del hospital psiquiátrico estatal después de que un comité de revisión psiquiátrica dijera que creía que sus problemas de salud mental estaban en remisión y que no era peligroso si vivía en un programa de tratamiento residencial.

Posteriormente, la junta pidió a los fiscales que lo mantengan confinado en el hospital, pero los fiscales dicen que no lograron prolongar su estadía, por lo que Wakefield fue liberado.

El abogado de Wakefield alegó locura en el caso que se deriva de la muerte de Heisch, pero no está claro cuál fue la estrategia. Un juez ordenó que la mayoría de los registros judiciales sobre la estrategia se sellaran a la vista del público.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: