Exdirector del FBI James Comey: “Dios mío, espero que haya grabaciones” de las conversaciones con Trump

WASHINGTON D.C- El exdirector del FBI James Comey deseó hoy que “haya cintas” que documenten sus encuentros con el presidente, Donald Trump, quien insinuó hace semanas en Twitter que esas conversaciones se podían haber grabado.

“He visto esos tuits. Dios mío, espero que haya cintas”, exclamó Comey al ser preguntado al respecto durante su esperada audiencia de hoy ante el Comité de Inteligencia del Senado.

Según Comey, que se sometió hoy a un esperado interrogatorio en el Comité de Inteligencia del Senado, dijo que esas cintas serían una “corroboración” de las conversaciones y de su versión de sus intercambios con Trump.

Según el testimonio pormenorizado de Comey sobre las cinco conversaciones que mantuvo con el presidente hasta su despido el 9 de mayo, Trump le pidió “levantar la nube” que estaba causando la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones y la posible coordinación con su miembros de su campaña.

En una de las conversaciones, según la versión de Comey anotada inmediatamente tras le reunión, Trump le dijo que “esperaba” que abandonara la investigación a su dimitido asesor de seguridad nacional Michael Flynn, algo que podría ser interpretado como intento de obstrucción a la justicia.

El ex director del FBI, James B. Comey, declaró además este jueves que reveló detalles de sus conversaciones privadas con el presidente Trump porque pensó que esto podría estimular el nombramiento de un abogado especial para investigar la administración.

En su esperada comparecencia en el Comité de Inteligencia del Senado para examinar los acontecimientos que condujeron a que Trump lo despidiera, Comey aseguró que filtró a un amigo, profesor de Derecho de la Universidad de Columbia, el contenido de sus anotaciones sobre las conversaciones que mantuvo con el presidente.

El amigo ha sido identificado como Daniel Richman, un ex fiscal federal que enseña en la Facultad de Derecho de Columbia, quien confirmó su papel, pero rechazó hacer más comentarios. El reportero Michael Schmidt de The New York Times publicó la información.

Trump “tuiteó el viernes después de que me despidieron que espero que no haya cintas”, del encuentro entre ambos, dijo Comey. Dijo que se despertó el lunes pensando que si hay cintas, podría haber corroboración de lo que había dicho, pero no tenía ninguna seguridad sobre esto.

Comey dijo que pidió “a un amigo mío que comparta” un memorándum que había escrito sobre su conversación con Trump “con un reportero”.

Cuando el senador republicano Roy Blunt le preguntó por qué sentía que tenía la autoridad para hacerlo, Comey respondió: “como ciudadano privado, me sentí libre de compartirlo. Pensé que era muy importante sacarlo”.

Comey dijo que en vez de hacerlo directamente utilizó a alguien más para compartir la información porque le preocupaba que con los periodistas acampados afuera de su casa, dar la información a un reportero directamente “sería como alimentar gaviotas en la playa”.

Tal como Comey esperaba, se nombró a un abogado especial – Robert S. Mueller, ex colega de Comey-, a quien le ha proporcionado sus memorandos, según testificó el jueves. Y dijo que no le queda dudas de  los rusos interfirió en las elecciones de noviembre pasado.

FUENTE.EFE

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: