El dilema estadounidense: adorar las armas y odiar los tiroteos

La población en Estados Unidos representa menos del 5% del total mundial, pero posee la mitad de las pistolas privadas en el planeta. En el país hay 9 armas por cada 10 estadounidenses.

¿Qué compraron los norteamericanos durante el famoso Black Friday? Armas. Sí, miles decidieron aprovechar las ofertas para llevar a sus casas instrumentos para matar, porque las pistolas no tienen otro fin.

Datos oficiales del FBI establecen que durante el “Viernes Negro” de 2015, se registró la compra de 185,345 pistolas, una cifra récord para el buró, que equivale a procesar en su base de datos dos armas de fuego por segundo.

De acuerdo con un artículo de The New York Times, hay que agregar a esa absurda cantidad, que el 40% del comercio de armas se realiza a través de distribuidores sin licencia, por lo que las autoridades no las registran.

El sitio digital Vox.com explicó de una manera muy sencilla el espeluznante “afecto” del pueblo estadounidense por las armas:

“La población en Estados Unidos (320 millones) representa menos del 5% del total mundial, pero posee el 42% del armamento privado en el planeta”.

Son 270 millones de armas de uso privado en el país, por lo que se establece un promedio de nueve pistolas por cada 10 ciudadanos. No es de extrañar entonces que cada día 297 personas reciban un disparo y 89 fallezcan, recuerda el portal noticioso HufftPost Voces.

Ni el más optimista miembro de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), imaginó el crecimiento exponencial en la adquisición de armamento por parte de los ciudadanos. Es un hecho que conforme crecen los incidentes de violencia, aumenta la demanda de pistolas.

Solo así se entiende el poder político de la NRA y el silencio de los precandidatos a la presidencia, respecto al control en la venta de armas.

Como señaló el Daily News de Nueva York en una portada que se ha vuelto emblemática después de los trágicos sucesos del miércoles en San Bernardino, California, las plegarias de los políticos no van a resolver la ola de ataques.

“Dios no va a arreglar esto”.

daily news

El mismo diario reveló que un día después del tiroteo en una clínica de asistencia, que cobró la vida de 14 personas, el 80% de los norteamericanos está de acuerdo en endurecer las leyes para la adquisición de armas. La encuesta a la que hace referencia la publicación, no tiene coherencia con las cifras de compra-venta anteriormente señaladas.

Se han vuelto tan comunes los episodios de violencia, que para la BBC, la masacre en los suburbios de California simplemente fue “otro día más en Estados Unidos“.

En la última semana, dos incidentes trastornaron la vida de la nación. Los tiroteos en Colorado y California suman 17 muertos y las investigaciones están en curso. Lasombra del terrorismo se cierne sobre el último caso, pero cualquiera que sea el móvil, una cosa es segura: los asesinos adquirieron sus armas amparados por la Constitución.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: