El padre de la niña de tres años desaparecida en Texas afirma que se ahogó bebiendo leche


EE.UU.-La policía ha detenido a Wesley Mathews por la desaparición de su hija adoptiva Sherin, de tres años, en el norte de Texas, después de que voluntariamente ofrecer una nueva versión de lo ocurrido a los investigadores. Mathews, de 37 años, fue acusado de herir a la niña, un delito en primer grado que puede castigarse con cadena perpetua; está en prisión bajo fianza de un millón de dólares, según ha informado Kevin Perlich, sargento de policía de Richardson, un suburbio de Dallas con 106.00 habitantes.

La policía ha confirmado que el cuerpo hallado el pasado fin de semana corresponde a la menor, a la espera de conocer el resultado de la autopsia sobre las causas de su fallecimiento. El cadáver fue descubierto el domingo en un túnel de desagüe a media milla de su casa.

El padre denunció su desaparición el 7 de octubre, alegando que la había obligado a salir a la calle a las tres de la mañana como castigo por no beberse un vaso de leche, y que, cuando 15 minutos después fue a buscarla, ya no estaba allí. Según las autoridades, esperó cinco horas antes de reportar su desaparición.

Mathews declaró que la niña estaba malnutrida cuando él y su esposa, Sini, la adoptaron en India el año pasado, y que la había puesto una dieta para hacerla ganar peso que incluía hacerla comer en mitad de la noche. Según los agentes, explicó que, tras darse cuenta de la desaparición, se puso a hacer la colada a la espera de que la niña regresase, o a que amaneciese para salir a buscarla.

La policía no ha explicado en qué se diferencia la nueva versión de Mathews respecto de su anterior testimonio. Sin embargo, según el relato recabado por el diario The Dallas Morning News,  el hombre ha confesado que estaba intentando obligar “físicamente” a la niña a beber leche en el garaje de madrugada cuando la menor se ahogó; empezó a toser y dejó de respirar, siempre según su relato; a considerarla muerta, se la llevó fuera de casa.

El matrimonio acudió a una audiencia judicial el pasado lunes para ver si podían recuperar la custodia de su hija biológica de cuatro años, que les fue retirada tras la desaparición de Sherin. El juez pospuso la audiencia hasta noviembre para dar tiempo a la pareja a buscarse un abogado. La policía considera que Sini Mathews estaba dormida en el momento en el que la niña desapareció y no estaba al corriente de lo que su marido estaba supuestamente haciendo.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: