Conflicto por desnacionalizados en RD llega al Capitolio de Estados Unidos


WASHINGTON, 31 de julio(De los servicios de PP).- El conflicto generado por la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana que desconoció la nacionalidad a miles de personas de origen haitiano, llegó al Congreso federal este viernes de la mano de un grupo de activistas que denunció lo que considera “discriminación estructurada” por parte del Estado.

Se espera que en respuesta al cabildeo iniciado por El Movimiento de Mujeres Dominico-Haitiana (MUDHA), el gobierno dominicano ponga en movimiento a los cabilderos que ya ha contratado para convencer a los parlamentarios en Washington de la legalidad de las iniciativas migratorias que ejecuta en favor de inmigrantes haitianos y de algunos descendientes nacidos en territorio dominicano.

El inicio de cabildeo de las activistas dominico-haitiana, se produce apenas dos días después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) rindió un informe sobre la investigación en el terreno de la situación migratoria por expertos del organismo regional, en que reconoce el derecho que tiene la República Dominicana ejecutar su política migratoria. Sin embargo, admite que hay peligro de que se niegue la nacionalidad a descendientes de inmigrantes haitianos.

El gobierno del presidente Danilo Medina le respondió cuestionando el informe y rechazando de plano la mediación que propuso ese organismo para restablecer el diálogo bilateral con Haití, interrumpido hace más de un mes.

Al salir del encuentro con los congresistas el grupo de mujeres dijo que la supuesta discriminación de que son víctimas los dominicanos descendientes de haitianos proviene del mismo Estado dominicano.

“Cuando a nosotros se nos discrimina por nuestros apellidos, por nuestro color de piel, realmente decimos que es una discriminación estructurada, porque viene del Estado”, declaró la activista Jeni Monrón Reyes.

Manifestó que por carencia de documentos de identidad esas personas “no pueden hacer una vida social, civil, política, no pueden trabajar…”

En prevención de que las críticas a la sentencia del máximo tribunal constitucional dominicano devendría en lo que ya es una realidad, el gobierno de Medina había contratado desde hace varias semanas a cabilderos que reforzarían al equipo diplomático que explica su política migratoria en el exterior, y para intentar convencer a los congresistas federales

En las horas finales del Plan de RegularizaciónmEFE/Orlando Barría

.

La revista The Nation (La Nación) informa esta semana, en un amplio reportaje titulado “ Are you Haitian” (Es usted haitiano), que el gobierno dominicano ha contratado la firma de abogados Steptoe & Johnson, para que lo defienda de los ataques que recibe en la aplicación de su política migratoria.

El equipo de profesionales del derecho tiene su sede principal en la capital de Estados Unidos, Washington, DC, y filiales en Nueva York y demás grandes ciudades de la nación.

Se desconoce el monto de dinero que el Estado dominicano pagará por los servicios que le brindará esta campaña de cabildeos en el Capitolio estadounidense.

En la historia informativa The Nation indica que ya los abogados tenían lo que en el cabildeo se denomina Talking Points (descripción resumida de los temas a explicar a los legisladores) que en este caso presenta la política de inmigración de la República Dominicana como “moderna y transparente”, y como un medio de proteger los “derechos fundamentales” de todos los que viven en la República Dominicana.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: