Sospechoso Bomba

Se presenta en corte hombre acusado de plantar explosivos en casas de policías y jueces


NUEVA YORK.-Las fuerzas del orden locales y federales arrestaron al sospechoso de plantar un artefacto explosivo en el porche de un hombre de 73 años en Queens, quien murió por sus quemaduras tras el potente estallido.

Las autoridades revelaron que el sospechoso puso la bomba en la casa de la víctima al creer que se trataba de la propiedad de un oficial de policía. Todo apunta a que se trató de una venganza que cobró la vida de un inocente.

El imputado buscaba vengarse de los agentes que lo habían arrestado meses antes, según la policía.

Un impresionante operativo policial liderado por el FBI y el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) llevó al arresto de Víctor Kingsley, de 37 años, quien ocultaba un laboratorio para armar bombas en la habitación del apartamento que compartía con su madre, en Brooklyn.

Los vehículos SWAT bloquearon las inmediaciones del apartamento, mientras que oficiales de policía con rifles y el equipo táctico peinaban la zona. Los testigos dijeron que los uniformados entraron por el patio trasero de la propiedad y evacuaron las casas cercanas.

Las autoridades informaron que el sospechoso ocultaba materiales consistentes con la fabricación de bombas en su apartamento, en East 43rd Street.

La uniformada dijo que Kingsley buscaba vengarse de oficiales de policía que lo arrestaron en 2014, aunque sus cargos fueron retirados más tarde. En su lista también figuraban los nombres de algunos jueces. El acusado habría comparado los explosivos en Amazon.

La víctima, George Wray, sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo en agosto del año pasado.

Wray era dueño de la propiedad, en 222nd Street en Springfield Gardens, Queens, pero la alquilaba a dos familias.

Cuando Wray abrió el paquete cilíndrico, de 12 pulgadas por 4 pulgadas de tamaño, explotó en sus manos.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: