NY: exigen que corte tome decisión en alivio migratorio


NUEVA YORK (AP) — La alegría que miles de inmigrantes sintieron hace un año, cuando el presidente Barack Obama anunció programas que les permitirían vivir y trabajar en Estados Unidos sin miedo a la deportación, se ha evaporado y convertido en pura incertidumbre.

Eso dijeron funcionarios de la ciudad de Nueva York y docenas de activistas que exigieron que una corte de apelaciones decida de forma inmediata sobre el futuro de los programas, ya que a medida que aumenta el retraso en una decisión, menores son las posibilidades de que alrededor de cuatro millones de inmigrantes sean ayudados.

Tras el anuncio de las iniciativas de alivio migratorio a finales de noviembre del 2014, Texas y 25 otros estados interpusieron una demanda con la intención de frenarlas. En febrero del 2015 un juez ordenó la paralización de los programas mientras consideraba los aspectos constitucionales de la demanda. El gobierno apeló, pero la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, en Nueva Orleans, lleva meses sin decidir sobre esa apelación.

El retraso podría prevenir que la Corte Suprema llegue a considerar el caso en el 2016 si la corte de apelaciones decide en contra Obama y sus programas.
“Ha habido todo un esfuerzo coordinado para retrasar el progreso que buscan las familias inmigrantes de la ciudad de Nueva York”, dijo Nisha Agarwal, comisionada de la Oficina de Asuntos del Inmigrante de la ciudad, durante una rueda de prensa. “Estamos muy decepcionados por la continua inacción de las cortes”.

Hasta hace poco, se calculaba que unos cuatro millones de inmigrantes podrían beneficiarse de los programas. Uno de ellos permitiría a padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes que cumplan ciertos requisitos trabajar en el país sin miedo a ser deportados. El otro programa es una extensión de uno que ya existe y que permite a jóvenes que fueron traídos ilegalmente por sus familias al país cuando eran niños evitar la deportación y recibir un permiso de trabajo.

El problema ahora es que debido al retraso de la corte, aunque la decisión final en la batalla legal fuera favorable a Obama, sólo unos cientos de miles probablemente tendrían tiempo de acogerse a los programas antes de que el término del presidente en la Casa Blanca finalice, dicen los expertos.

Los funcionarios y activistas que hablaron el martes en Nueva York exigieron que la corte de apelaciones tome su decisión antes de finales de octubre.
“A las familias que han estado esperando ese alivio migratorio se les está acabando el tiempo”, dijo Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York. “Esto es inaceptable, es un complot con motivaciones políticas que mantiene a muchas familias con el miedo de ser separadas”.

Los estados que interpusieron la demanda argumentaron que los costes que supondrá el alivio migratorio serán altos, como el hecho de tener que proveer licencias de manejo para inmigrantes sin autorización.

Una docena de manifestantes lleva siete días en huelga de hambre, frente a la corte, para exigir que el panel de jueces encargado del caso tome una decisión.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: