Nueva York corteja a Amazon para convertirse en su segunda sede central

EFE.- Nueva York sabe que la competencia para conseguir la nueva sede de Amazon es dura, pero está convencida de que solo esta ciudad puede ofrecer el talento y la diversidad para que el gigante dé su salto desde la costa oeste.

“Una compañía global necesita de ideas globales, talento y experiencias en su organización”, afirmó el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en una carta dirigida a los directivos de Amazon y que fue difundida ayer

Decenas de ciudades o condados están cortejando a Amazon para que se conviertan en sede de lo que se comienza a llamar HQ2 o la segunda sede de Amazon, que ahora funciona con sus oficinas centrales en la ciudad occidental de Seattle.

Nueva York confirmó anoche que había hecho llegar su propuesta formal para convertirse en esa segunda sede, un edificio que, según el comunicado oficial de la Alcaldía, creará “50.000 empleos bien pagados” y tendrá una inversión de unos US$ 5.000 millones.

La propuesta, defendida tanto por el Gobierno del estado como por la Alcaldía, “enfatiza las ventajas competitivas de la posición única de la ciudad de Nueva York”, y por ello ha propuesto cuatro distritos alternativos para albergar su complejo.

“Como neoyorquinos, nosotros pensamos que el progreso económico y social van de la mano”, dice Cuomo en su carta, y en ella destaca que solo el estado de Nueva York ha “dirigido la nación” en temas como el salario mínimo en US$ 15.

Y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en su carta al máximo directivo de Amazon, Jeff Bezos, recuerda que en esta ciudad de por sí ya tiene actividades del gigante de comercio electrónico en sectores como el cine, la tecnología y el comercio minorista.

De Blasio insiste en los mismos puntos que Cuomo: “El caso de la ciudad de Nueva York es simple: somos la capital global del comercio, la cultura y la innovación”.

“No hay ciudad que tenga una diversidad mayor de talento, industrias y una trayectoria que genere grandes ideas y compañías”, sostiene De Blasio.

Desde que el pasado 7 de septiembre Amazon anunció su intención de construir una segunda sede, han sido decenas de ciudades de Estados Unidos las que se han ofrecido a ello.

Entre ellas se encuentran grandes ciudades como Boston o Los Ángeles, o más pequeñas como Herndon (Virginia). Solo en el estado de Nueva York también aspiran, aparte de su principal ciudad, las de Albany (capital del estado), Buffalo y el condado de Long Island.

“Esperamos que nuestra segunda sede central sea igual de grande que la de Seattle (…), y estamos ansiosos de poder encontrar un segundo hogar”, dijo en esa ocasión Bezos.

Se espera que la decisión se adopte el próximo año, pero para hoy está previsto que se cierre el proceso de la presentación de candidaturas.

Nueva York no ha ofrecido subsidios fiscales para atraer a Amazon, algo que sí han hecho el vecino estado de Nueva Jersey, que está promocionando la ciudad de Newark.

Los expertos creen que la nueva sede de Amazon se levantará en algún lugar de la costa este. Las apuestas de la firma Moody’s indican que, de ser así, Nueva York tendría que competir en ese sentido con Pittsburg y Filadelfia.

Pero, como si se tratara de cualquier cortejo, el Empire State de Nueva York, su edificio más emblemático, y el One World Trade Center, se iluminaron con los colores de Amazon el miércoles por la noche.

Porque, como dice De Blasio en su carta a Bezzos, la ciudad quiere que “Amazon sea parte de la historia de Nueva York”.

“Las empresas no solo vienen a Nueva York. Se convierten en parte de Nueva York, interconectados con nuestra vida cívica, nuestras instituciones y nuestra economía abierta”, dijo el alcalde.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: