Multarían cientos de comerciantes dominicanos por no limpiar nieve

Por Ramón Mercedes

Nueva York.- A poco más de 48 horas de esta ciudad haber sufrido la segunda tormenta de nieve más grande en toda su historia, que según el reporte oficial acumuló 26.8 pulgadas, miles de dominicanos propietarios de pequeños negocios en la ciudad podrían ser multados por el Departamento de Sanidad que en las próximas horas se propone sancionar a los propietarios de negocios y edificios que no hayan limpiado la nieve frente a sus inmuebles.

La mayor parte de los supermercados, bodegas, salones de belleza, barberías, consultorios médicos, agencias de envíos, tiendas y otras propiedades de criollos, se encuentran ubicados principalmente en los vecindarios dominicanos de Washington Heights e Inwood en el Alto Manhattan.

La limpieza abarca aceras, entradas de negocios o edificios, y las multas por no remover la nieve frente a las edificaciones, van desde los 100 dólares por una primera infracción hasta un máximo de 350 dólares, equivalentes a 15,750 pesos dominicanos, por una tercera ofensa.

La Ley establece que los propietarios de edificios, casas y negocios deben limpiar la nieve del pavimento cuatro horas después que haya terminado de nevar, pero si cae después de las 9 de la noche, tienen hasta las 11 de la mañana del día siguiente para limpiarla.

Anualmente las autoridades de sanidad en la Metrópoli emiten más de medio millón de multas, pero la mayoría no son pagadas, quedando pendientes y cobradas en su momento oportuno, cuando la persona acude a renovar, adquirir o solicitar cualquier documento ante la ciudad.

Las cinco tormentas de nieve más gigantescas que han afectado La Gran Manzana han sido la de febrero 2006, con 26.9 pulgadas; la del pasado sábado (23 enero 2016) con 26.8 pulgadas, obligando a las autoridades de La Gran Manzana cerrar totalmente puentes, túneles, autopistas, carreteras, calles, aeropuertos, oficinas públicas y privadas, el transito público y privado, y negocios, entre otros, reflejando perdidas en cientos de miles de millones de dólares; dejando cinco personas muertas, y cientos de accidentes de tránsito.

Para combatir esta tormenta las autoridades neoyorkinas emplearon 1,650 vehículos pesados (quitanieves, esparcidores de sal, y camiones), regó más de 300 mil toneladas de sal, y trabajaron tiempo extra más de 2,500 empleados de la ciudad.

El tercer fenómeno atmosférico corresponde al de diciembre de 1947, que paralizó también a NY, al caer 25.8 pulgadas en Central Park. El cuarto sucedió entre el 11 de marzo de 1888, al caer 21 pulgadas y matar más de 200 neoyorkinos, y la quinta tormenta fue en febrero de 2010, al caer 20.9 pulgadas.

Los aeropuertos del estado cerrados fueron el Internacional de Albany, en Albany; el KALB, en Albany; el Internacional Greater, en Binghamton; Internacional Búfalo Niagara, en Búfalo; Elmira-Corning, en Elmira; MacArthur, en de Long Island; Ithaca Tompkins, en Ithaca; Chautauqua, en Jamestown; Internacional John F. Kennedy, en NY; LaGuardia, en NY; Internacional de Stewart, en Newburgh; Internacional Greater, en Rochester; Syracuse Hancock, en Siracusa; y Westchester, en White Plains.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: