Nj 1

Mujer alertó a sus vecinos antes de morir apuñalada


NUEVA YORK – Un vecindario de Union City, Nueva Jersey despertó la madrugada de ayer teñido de sangre tras el asesinato a sangre fría de una mujer hispana. Los gritos desesperados de la víctima alertaron a los residentes del edificio, según testigos.

“Sentí que la muchacha gritaba”, expresó con terror Esmeralda Figueroa, residente del edificio situado en 3612 New York Avenue.

“Se escucharon gritos de una muchacha de afuera que decía ábreme”, comentó Santos Díaz, otro residente.

La víctima fue identificada como Giselle Bravo, de 20 años y residente de Queens.

El presunto agresor Kevin Cortés, de 26 años y residente de Union City, fue detenido en el lugar con un cuchillo en la mano, según autoridades.

Los residentes dijeron que pudieron escuchar a la víctima clamando por ayuda; sin embargo, no está claro si algún vecino llamó a la policía.

“Después se escucharon gritos de adentro, como que un hombre golpeaba a una mujer y ya esta mañana sacaron a la muchacha ensangrentada”, expresó Díaz aún perturbado.

“Me levanté en la madrugada y vi la sangre, me asomé y vi a la policía, me puse nerviosa”, agregó Figueroa.

La policía dijo que la víctima fue localizada en el tercer piso del edificio con múltiples heridas en la parte superior del cuerpo.

El edificio y sus accesos fueron cerrados por las autoridades del condado Hudson. La uniformada confirmó que la mujer murió apuñalada.

“Supuestamente fue el esposo quien la mató”, dijo Miguel Guerrero, un residente.

La policía no reveló de inmediato si se trató de un caso de abuso doméstico.

“Escuché que era medio celoso con ella”, comentó Juan Paniagua, vecino del lugar.

Los residentes dijeron que la mujer era una inmigrante de Colombia y que vivía hace más de 6 meses en el apartamento con su pareja.

“Yo los veía como una pareja normal pero ahora me enteré que la mató”, dijo Paniagua.

El incidente dejó una estela de nerviosismo y preocupación en el vecindario predominantemente hispano, descrito como una zona tranquila y familiar.

Cortés fue acusado de homicidio en primer grado, y posesión criminal de un arma en tercer y cuarto grado.

La policía dijo que la investigación continúa.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: