Madre Dominicana Encuentra Hija Degollada En Apartamento 1024x550

Apresan a exnovio de madre dominicana degollada con hijo al lado en el Bronx


NUEVA YORK.-La madre dominicana Margarita Feliz, de 57 años de edad, llegó como cada día al apartamento de su hija Zoila Feliz, de 22, pero al tocar la puerta nadie le abrió. Se había preocupado porque no pudo visitarla ayer miércoles en la noche, como era su costumbre.

Al insistir y notar que nadie respondía, habló con el superintendente del inmueble, quien la ayudó a entrar por la escalera de incendios. Penetró al apartamento por una de las ventanas, para encontrarse con el macabro espectáculo.

Cuando ella entró, encontró el cadáver de Zoila degollado y con una puñalada en el estómago, en un charco de sangre, mientras su nieto, Jaylen, hijo de la muerta, de 2 años, estaba al lado del cadáver.

Ya a esta hora del día, la policía mantiene bajo arresto a Darlin Rou, exnovio de la víctima y padre de su hijo, quien fue llevado al Precinto 43 de la policía en el Bronx, y luego al hospital por causas aun desconocida.

La señora Margarita Feliz, dijo que su hija se separo recientemente del padre de su hijo, y se resistia volver con el, contra quien pide todo el peso de la ley..

El crimen ocurrió en el edificio de la avenida Strafford, cerca de Westchester, en el vecindario Soundview en El Bronx, donde vivía Zoila con su hijo, a las 12:45 de la madrugada de ayer miércoles.

Margarita dijo a medios locales, sin poder contener el llanto, que ella escuchó el llanto de su nieta, desde la puerta del apartamento.

Impotente, la madre de la víctima, dijo que no se imagina quién pudo haberle quitado la vida a su hija, porque Zoila, no tenía enemigos.

Relató que llamó al superintendente del edificio, quien le dio acceso a la escalera de incendios, y cuando observaron a través de la ventana, vio el cadáver de su hija cubierto de sangre y el nieto al lado.

“¡Mi hija… mi hija, me la mataron!”, exclamaba la madre en medio de un visible dolor.

Dijo que cuando tocó la puerta, nadie le abría. “Cuando entré por el aposento, y nada más llegué hasta al pasillo, ella estaba ahí tirada y el niño me abrió los brazos”.

Añadió que desconoce por cuánto tiempo su nieto estuvo al lado del cadáver degollado de su hija.

“El piso estaba lleno de sangre”, agregó la desconsolada madre.

Añadió que quiere justicia, porque tienen que pagar lo que le hicieron a su hija, que no se metía con nadie. “Ella no se merecía eso”.

Una tía de Zoila, dijo que no entiende por qué alguien le dio una muerte tan cruel. “Ella no tenía problemas con nadie, era una mujer muy trabajadora para su hijo”, explicó la tía.

Zoila, quien trabajó en una tienda de la cadena Wallgreens, era muy apreciada en el vecindario y su amiga y ex compañera de trabajo, Gremaris Colón de su misma edad, la definió como una joven dulce y su mejor amiga.

“Ella estaba rebosante y dedicada a criar y cuidar a su hija”, dijo Colón.

La niña cumplió sus dos años ayer miércoles y la madre le había organizado una fiestecita de celebración.

Numerosos vecinos y amigos, se presentaron en el apartamento y en los alrededores del edificio para llorar la muerte de Zoila, y la mayoría reaccionó sorprendida.

“Ella dijo: ‘Me quitaron un pedazo de mi corazón’”, dijo Colón.

Al cierre de esta crónica, la policía no había identificado algún sospechoso o sospechosa, ni había hecho arrestos.

La uniformada dijo que la investigación está en curso.

El cadáver fue transportado a la Oficina del Médico Forense, donde se le hará la necropsia para determinar exactamente la causa de la muerte y qué tipo de armas u objeto, fue usado para degollarla.

Un altar con velones, velas, flores y mensajes escritos, fue levantado por los dolientes frente al edificio.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: