La ONU pide auditoría a instituciones vinculadas al escándalo de corrupción

NUEVA YORK/PP.- El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, solicitó a la Oficina de Servicios de Supervisión Interna la realización de una auditoría a las instituciones vinculadas a las acusaciones presentadas esta semana que involucran a un expresidente de la Asamblea General y a representantes de varias naciones, entre ellas la República Dominicana.

La indagatoria que demanda el titular de  las Naciones Unidas trata de determinar la interacción entre el Organismo mundial y las dos entidades privadas vinculadas al escándalo de corrupción que sacude desde este lunes al organismo mundial.

Según el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, la investigación evaluará si en algún momento la Secretaría de Naciones Unidas recibió fondos de la Fundación de Sostenibilidad Global y el Grupo Sun Kian Ip y qué uso se les dio.

“El Secretario General está muy preocupado por la gravedad de esas acusaciones, que van contra el mismo corazón del trabajo de las Naciones Unidas y sus Estados miembros, y reafirma que no habrá tolerancia con casos de corrupción en Naciones Unidas o que se cometan en su nombre”, dijo Dujarric.

El portavoz añadió que Ban quiere asegurar que si se recibieron fondos de estas entidades privadas, estos fueron utilizados adecuadamente, en consonancia con las regulaciones y disposiciones relevantes de la ONU.

John Ashe, un ex diplomático de Antigua y Barbuda que dirigió la Asamblea en su 68 período de sesiones fue detenido el martes junto a otras cinco personas por su presunta implicación en una red de corrupción.

Entre los demás acusados figura Francis Lorenzo, embajador alterno de la Misión Permanente de la República Dominicana ante las Naciones Unidas, y los chinos Heidi Hong Piao, NG Lap Seng y Jeff C. Yin.

Francis Lorenzo y el entonces presidente dominicano, Leonel Fernández.

Francis Lorenzo y el entonces presidente dominicano, Leonel Fernández.

El embajador Lorenzo, cercano colaborador de Leonel Fernández, fue nombrado el 3 de septiembre del 2004, mediante el decreto 1088-04, con un salario de $3,000 dólares mensuales y $2,000 dólares para gastos de representación.

En el 2011, Francis recibió al entonces mandatario dominicano en las instalaciones de South South News, un servicio informativo de la ONU del que Lorenzo era presidente honorífico.

La acusación federal indica $1.3 millones de dólares en sobornos por parte del grupo. A Francis Lorenzo se le menciona con $200,000 que supuestamente le habría exigido a un comerciante chino.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: