El baño de sangre en París y los malos presagios del viernes 13


NUEVA YORK/PP.-El fundamentalismo nuevamente ha estrellado su ignorancia alimentada en el odio y el miedo contra la histórica ciudad de París, bañando en sangre el ícono universal de la libertad precisamente un viernes 13, día ensombrecido por la mala fama de mitos y supersticiones que le acompaña desde la antigüedad.

La cifra de víctimas era imprecisa hasta la medianoche, dada la confusión y los informes dispersos que ofrecían las diferentes fuentes presentes en el sangriento escenario parisiense.

Algunas agencias de prensa hablaban de 126 muertos aunque informes más actualizados calculaban en más de 160 el número de víctimas en el conjunto de atentados terroristas ocurridos este viernes.

Pero independientemente de la cuantía de víctimas mortales y del dolor que le acompaña, hay una pregunta a la que algunos crédulos buscan explicación: ¿qué relación puede haber entre este baño de sangre en la capital francesa que salpica a cada rincón del planeta, y los augurios negativos sobre el viernes 13, que alimentan desde la antiguedad algunas creencias religiosas?.

Veamos lo que dice Muy Historia:

El viernes 13 de octubre de 1307 ocurrió un hecho que cambió la historia de este día del mes.

En la Edad Media el rey Felipe IV de Francia, con el apoyo del papa Clemente V, ordenó las redadas para detener a todos los Templarios del país el viernes 13 de octubre de 1307, hecho al que se atribuye la leyenda de los malos augurios asociados a este día de la semana cuando cae en 13. El asalto a los templarios alcanzó una gran notoriedad a causa de las escabrosas acusaciones que se les imputaron, la tortura a los que los sometieron los inquisidores.

Otros historiadores sugieren que el origen de la superstición es cristiano y se remonta a la Última Cena, que tuvo trece comensales (Jesús y sus doce discípulos), y tras la cual se produjo lugar la crucifixión de Jesús, precisamente en viernes.

Curiosamente, el viernes es el día de la semana que más veces ha coincidido en día 13 a lo largo de la historia. Según el calendario gregoriano, cada 4.800 meses el día 13 ha caído 688 veces en viernes, frente a 685 en lunes o martes, por ejemplo.

Lo que dice Wikipedia:

El viernes, en el mundo cristiano, ha sido considerado históricamente como un día de luto, pues es aquel día de la semana en que fue crucificado Jesús de Nazareth. Un ejemplo muy claro es la decisión de Tom Sawyer de visitar un cementerio en la noche de un viernes. La asociación de este día con el fin de semana es, relativamente, muy reciente.

Otro ejemplo célebre es el viernes 13 de octubre de 1307, cuando, bajo las órdenes de Felipe IV de Francia, un grupo de caballeros templarios, fue capturado y llevado ante el tribunal de la Inquisición para ser juzgado y condenado por supuestos crímenes en contra de la cristiandad.

No se sabe bien si la decisión del rey francés se debió a una motivación religiosa, debida a los rumores que se tejían en torno a esta orden religiosa (de quienes se decía protegían o custodiaban secretos íntimos de la Iglesia, como el Santo Grial), o, más probablemente, a cuestiones económicas.

En ese tiempo, los caballeros templarios poseían una gran fortuna, eran los principales prestamistas y acreedores en muchas regiones de Europa, en especial de Francia. Es más, se dice que el propio Felipe IV, tenía una gran deuda con esta orden y que por ello decidió capturarlos y acusarlos ante el Vaticano por diversos cargos, entre ellos los de herejía, sodomía y de orinar y escupir en la cruz.

La acusación produjo la detención, asesinato o condena en la hoguera de la mayoría de los miembros de la orden del Temple, lo que finalmente ocasionó su desaparición. Sin embargo, algunos caballeros lograron escapar, llevándose consigo muchos de los secretos de la orden, hasta hoy no revelados, así como el tesoro del Temple.

El último Gran Maestre de la orden, Jacques de Molay, quien finalmente fue condenado a la hoguera, momentos antes de morir asfixiado se dirigió al propio Felipe IV y al papa Clemente V, con estas palabras: «¡Clemente, y Felipe, traidores a la fe cristiana, os emplazo ante el tribunal de Dios… ! A ti, Clemente, antes de que pasen cuarenta días, y a ti Felipe, antes de que termine este año… » Si bien los templarios fueron arrestados el viernes 13 de octubre de 1307, esta dramática escena tuvo lugar siete años después, el 18 de marzo de 1314; como sea, tanto el papa como el rey murieron en los plazos fijados (20 de abril y 29 de noviembre de ese año). Esta historia guarda similitud con la de Fernando IV de Castilla “El Emplazado”, a quien también le advirtieron sus víctimas que moriría en un plazo de treinta días.

Los caballeros que sobrevivieron, principalmente en la isla de Chipre y en Portugal, se anexaron en su mayoría a las filas de la Orden de los Caballeros Hospitalarios o la de los Caballeros Teutónicos.

El número trece, desde la antigüedad, fue considerado como de mal augurio por varios motivos, entre los principales, el hecho de ser el siguiente número primo después del doce (el doce sería tenido en gran estima, dadas su practicidad y cualidades matemáticas). En la última cena de Jesús, trece fueron los comensales; tanto la Cábala como las leyendas nórdicas enumeran a 13 espíritus malignos; en el Apocalipsis, el capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia; una leyenda escandinava cuenta que en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el decimotercer invitado; esto se “cristianizó” más tarde al decir que Satán (Abadón) era el 13º ángel (Apocalipsis 19:11). En el Tarot, este número hace referencia a la muerte (aunque para hacer justicia hay que añadir que no sólo significa muerte sino también significa cambio: cambio de estado, de vida, etc.). Asimismo, las brujas viajaban al monte Blocksberg en grupos de trece durante la Walpurgisnacht.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: