Funeral

Con emotivo acto dan el ultimo adios a joven dominicano asesinado salvagemente en el Bronx


NUEVA YORK.-Miles de personas llegaron a la iglesia Lady of Mount Carmel, en Belmont, de El Bronx, para despedirse de Lesandro “Junior” Guzmán Feliz, el joven de 15 años asesinado por pandilleros de los Trinitarios en el exterior de una bodega de ese condado.

Medios locales, parientes y amigos del occiso están transmitiendo las incidencias desde el templo. Los presentes procederán a participar de la procesión hasta la sepultura en el St. Raymond’s Cemetery de Southern Boulevard.

Los servicios fúnebres iniciaron a las 9:30 a.m.

Después de una misa de cuerpo presente, en cuya homilía, el párroco de la iglesia, resaltó la dedicación al estudio y las aspiraciones de policía que tenía la víctima, una guardia de numerosos jóvenes vistiendo camisetas del equipo de béisbol Yankees de Nueva York, cargó el ataúd gris, hasta el carro fúnebre que lo condujo a su última morada.

Además de la multitud, una hilera de vehículos, muchos de los cuales tenían la foto de Junior en el cristal delantero y unidades de la policía, formaron la caravana fúnebre.

La madre de la víctima, Leandra Feliz, iba en el carro fúnebre, junto al chofer y, a veces miraba hacia afuera, pero su rostro seguía mostrando las profundas huellas del dolor.

Los miles de dolientes levantaban sus manos en señal de adiós, desde las barreras metálicas puestas por la policía a lo largo de la avenida Bathgate y las otras arterias del recorrido.

En el cementerio, las manifestaciones de llanto y dolor, volvieron a estallar bajo un cielo gris, que presagiaba lluvias, en el día final de Lesandro.

Junior tenía 15 años y fue ultimado a machetazos el pasado miércoles cuando fue sacado a la fuerza por sus homicidas de una bodega, ubicada en la calle 183 y avenida Bathgate en el vecindario Belmont en El Bronx. Tras el ataque, el joven entró al comercio a pedir auxilio, pero presuntamente fue sacado y no se pidió ayuda al 911, lo que ha llenado de indignación a comunitarios.

Ayer martes, los principales líderes políticos dominicanos, legisladores y activistas comunitarios, repudiaron el asesinato brutal del estudiante dominicano y abogaron por leyes más drásticas contra el pandillerismo en la ciudad y, especialmente, en ese condado.

El congresista Adriano Espaillat anoche desde Washington DC, pidió que la policía abra una guerra sin cuartel a “Los Trinitarios”, que es una pandilla muy violenta y responsable de la desafortunada muerte del joven.

“Voy a trabajar con la policía para que se pongan mayores recursos en esa área, que aunque está fuera de mi distrito, al igual que el asesinato de la policía Miosotis Familia, está cerca y creo que debemos ser más combativos contra esa pandilla”, añadió Espaillat.

Definió como excelente y rápido el trabajo policial, al enterarse anoche del arresto de un octavo sospechoso.

“Todos los que estuvieron físicamente en el ataque, y los que fueron cómplices que estuvieron ahí, deben ser arrestados también y los líderes de esa pandilla, deben ser investigados a fondo”, consideró el congresista que representa el distrito 13 en la Cámara de Representantes.

Espaillat sugirió a la policía detener y acusar también a quienes dirigen la pandilla, si hay evidencias de que están envueltos en ese tipo de crímenes.

“Creo que el Gobierno federal debe involucrarse en este caso con cargos contra los pandilleros y estoy dispuesto a pedirlos, como se hizo en los años ochenta y noventa contra los narcotraficantes, cuando se integró un equipo especial de oficiales locales, estatales y federales para combatir el narcotráfico en el las calles.

Sobre el caso 

Ayer las autoridades de New Jersey informaron que los seis jóvenes, a quienes acusan de matar a puñaladas la semana pasada al adolescente dominicano de 15 años, serán extradictados en las próximas horas a Nueva York, luego de ser detenidos en Paterson, en este estado.

Los jóvenes fueron identificados como José Muñiz, de 21 años, José Tavárez, de 21, Manuel Rivera, de 18, Danel Fernández, de 21, Joniki Martínez, de 24 años y Santiago Rodríguez, de 24 años.

Los imputados residentes de El Bronx, Long Island y Paterson, se presentaron en una corte del Estado Jardín. La fiscal de El Bronx, Darcel Clark, dijo en una conferencia que los implicados, enfrentarán la justicia en donde habrían  cometido el crimen.

Los jóvenes respondieron tímidamente ante las preguntas del magistrado. Las autoridades dijeron que se les asignarán nuevos abogados cuando lleguen a El Bronx.

Soñaba con convertirse en un oficial de policía y servir en las calles de El Bronx, un condado azotado por la violencia armada y de pandillas, pero los anhelos y la vida de Lesandro Guzmán Feliz fueron cegados a punta de machete y cuchillo por miembros de la pandilla dominicana Trinitarios, según confirmó la policía el martes en una conferencia de prensa.

Junior, como era conocido por sus amigos y familiares, incluso participó en el programa de la policía Law Enforcement Explorers, que brinda a los jóvenes de toda la ciudad la oportunidad de acercarse al ejercicio de campo de la uniformada.

El brutal asesinato del adolescente no solo causó profundo dolor en la comunidad, también en las filas del NYPD y otros sectores tanto aquí como fuera.

El jefe de detectives Dermont Shea expresó su sentir en su cuenta de Twitter, a la vez que cientos acudieron a darle el último adiós a Junior, de 15 años.

“El asesinato de este joven inocente marca un umbral. Una comunidad indignada y hastiada ha tenido suficiente. Cuando la comunidad y el NYPD se unen, las pandillas no tienen ninguna posibilidad”, escribió Shea con los hashtag #JusticeForJunior, #GangFreeNYC y #GangFreeBronx.

[TLMD - NY] Madre dominicana clama justicia para su hijo asesinado

Otro alto mando del NYPD que expresó su dolor por el caso fue el jefe de patrullaje Terence Monahan.

“Hoy, el NYPD se unió en honor a Lesandro Guzmán Feliz y para brin dar apoyo a su familia en esta pena. Me inspira ver a los compañeros de Junior de Exploradores, los hombres y mujeres de azul, los neoyorquinos parados hombro a hombro, como una comunidad”, escribió en su cuenta de Twitter.

Monahan también usó el hashtag #JusticeForJunior“.

La cuenta de Twitter en español de la uniformada también se unió a los mensajes de apoyo de sus altos mandos.

“Hoy, cientos de policías y NYPD Explorers estuvieron con los neoyorquinos para honrar al Explorer Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz. Aunque nuestros corazones son pesados, no descansaremos hasta que hay justicia para Junior. #JUSTICEFORJUNIOR”, se lee en un tweet acompañado con fotos de los compañeros exploradores de Junior y un escudo de la policía con el listón de luto.

Según cifras de CompStat de la policía, los asesinatos en El Bronx aumentaron en 92.3% en 2018. Hasta el 24 de junio, se habían registrado 50 asesinatos, en contraste con los 26 para el mismo periodo el año pasado.

Las pandillas juveniles latinas han ganado gran presencia en Nueva York e incluso en Washington DC. En Nueva York hay 235 gangas con 22,935 miembros que operan fundamentalmente en comunidades latinas y tienen como blanco a los dueños de negocios, a quienes extorsionan y a estudiantes a los cuales reclutan.

Pandilleros Trinitarios

Los Trinitarios es una pandilla dominicana de Nueva York conformada por 1.181 miembros activos, de acuerdo a un informe de inteligencia del Departamento de Policía (NYPD) divulgado por el The New York Times. Es considerada una de las gangas más violentas y peligrosas de las últimas décadas y se ha expandido a otras ciudades del Noreste de Estados Unidos como Filadelfia, Nueva Jersey y Boston.

Sus principales puntos de reclutamiento son escuelas. Usan símbolos patrios como la bandera y el escudo. Están vinculados al narcotráfico y realizan actividades criminales, entre ellas: posesión ilegal de armas, secuestros, extorsión, chantajes, amenazas y violaciones sexuales. Usan rosarios con los tres colores de la bandera dominicana y machetes. Operan fundamentalmente en vecindarios del Alto Manhattan, y El Bronx.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: